Condenaron a Río Negro por accidente con un arma

ROCA (AR).- La justicia Civil ordenó la ejecución de una sentencia y trabó embargo en las cuentas que la provincia tiene en el Banco Patagonia, para pagar una indemnización de más de 250.000 pesos.
Los beneficiarios fueron los padres de una joven de 18 años, quien falleció cuando a su pareja -un efectivo de la policía- se le disparó accidentalmente su arma reglamentaria.

El trágico hecho ocurrió el 8 de marzo de 2001, cuando la víctima concurrió a la casa de su novio, un efectivo de la rionegrina que actualmente continúa prestando servicios en la fuerza.

Ese día, el uniformado se dirigió a su habitación a efectuar la limpieza de su arma reglamentaria. Fue allí que la joven ingresó a la dependencia y minutos después se produjo el trágico desenlace que terminó con el deceso.

A partir de ese momento, los familiares de la víctima iniciaron las acciones legales tanto en el fuero penal como civil. El uniformado en cuestión fue condenado por homicidio culposo y paralelamente se inició el proceso en el plano civil.

La sentencia de primera instancia se conoció en el año 2005, cuando la jueza Adriana Mariani resolvió que tanto el uniformado en cuestión como el Estado rionegrino, eran responsables del hecho.

"Si bien en ese momento no estaba cumpliendo sus funciones específicas -estaba limpiando la pistola- la Provincia resulta responsable por aplicación de la norma, artículo 1113 C.Civil, en tanto es dueña de la cosa riesgosa o peligrosa (el arma)", destacó la magistrada por ese entonces.

Idas y venidas

La batalla legal se extendió por casi cuatro años. Fue a fines de 2008, a través de un oficio, que los abogados de la familia damnificada -que por cuestiones de seguridad pidió reserva de su identidad- solicitó la inclusión de la partida necesaria en el presupuesto 2009, para responder al juicio por 253.153 pesos.

Pero ante las respuestas esquivas, finalmente la titular del juzgado Civil 3, a cargo de Susana Burgos, dio el visto bueno para proceder con la ejecución de la sentencia. Fue así que el 22 de junio, se ordenó congelar las cuentas que la provincia tiene en el Banco Patagonia, hasta cancelar definitivamente la indemnización.

Comentá la nota