Condenan a Madoff a 150 años de prisión

Un tribunal de Nueva York lo condenó por una multimillonaria estafa a miles de inversionistas. Afuera de la sede judicial varios damnificados celebran la sentencia.
El multimillonario Bernard Madoff fue condenado hoy por un tribunal de Nueva York a 150 años de prisión por ser culpable de realizar un fraude colosal por estafar a miles de inversionistas. La pena es la máxima que podían darle y coincide con la que había reclamado la Fiscalía.

Madoff, de 71 años, en marzo pasado se declaró culpable de haber montado y mantenido durante más de dos décadas un fraudulento esquema de inversiones que habría alcanzado hasta 50.000 millones de dólares.

El neoyorquino estaba acusado de once delitos relacionados con fraude, lavado de dinero, perjurio y robo. La fiscalía había pedido una condena de 150 años de prisión, aunque su abogado había solicitado un máximo de 12.

En el exterior del tribunal federal neoyorquino, numerosas personas, entre ellos algunas de sus víctimas, se congregaron para aguardar la sentencia.

La estafa de Madoff se descubrió el pasado 10 de diciembre cuando confesó a sus hijos que su negocio de inversiones consistía en realidad en una fraudulenta estructura piramidal (esquema Ponzi), por la que iba pagando los intereses que prometía con el dinero que le llegaba de nuevos clientes y que no invertía en nada.

Les dijo que, incapaz de mantener esa estructura por más tiempo, estaba en bancarrota, y había perdido 50.000 millones de dólares, una cantidad que, supuestamente equivale al dinero invertido por sus clientes más los intereses conseguidos que resultaron ser ficticios. Al día siguiente sus hijos lo denunciaron.

Comentá la nota