Condenan e inhabilitan a médico por fallecimiento de una paciente

Intervención. Una paciente a la que le practicaron una cesárea murió por una infección generalizada. Se descubrió que en la operación le dejaron una compresa en su organismo.
La Justicia encontró responsable a un médico ginecólogo de la muerte de una paciente a la que le había practicado una cesárea y en su organismo le había dejado una compresa (gasa doblada varias veces), lo que derivó en una infección generalizada que causó su deceso casi un mes después.

Por ese motivo fue que anoche, los integrantes de la Cámara del Crimen de Segunda Nominación, impusieron dos años de prisión en suspenso a Guillermo Ernesto Mulki e inhabilitación especial de cinco años para ejercer su profesión.

Los magistrados Graciela Viaña de Avendaño, Juan Carlos Storniolo y Osvaldo Pérez Roberti emitieron un veredicto condenatorio por el homicidio culposo de María Rosa Molina, quien dejó de existir el 13 de junio de 2004 en el Hospital Regional.

Asimismo, el galeno y el Estado provincial deberán abonar solidariamente una indemnización de $ 339.075 para el esposo de la extinta, Ramón Oscar Cejas y a los cuatro hijos de la pareja.

La pena impuesta fue la que había solicitado la fiscal, Olga Gay de Castellanos, cuando pronunció su alegato.

Por su parte, la querella y parte civil damnificada –representada por Ariel Peralta Bernasconi y Walter Trejo- habían reclamado un resarcimiento por todo concepto de $ 605.000.

A dicha pretensión, los letrados de Fiscalía de Estado –Fabián Ponce y Susana Montenegro- dijeron que debía rechazarse tal planteo, postura que también mantuvo el abogado defensor, Aníbal Aguirre.

Éste último, además, sostuvo que su cliente no debía ser condenado por el óbito de la paciente, por lo que correspondía dictar la absolución. Eventualmente, dejó abierta la posibilidad de que fuera exculpado por el beneficio de la duda.

Comentá la nota