Condenan a 25 años a un ex policía por la desaparición de cuatro jóvenes en la dictadura

El Tribunal Oral Federal de Corrientes condenó a la pena de 25 años de prisión al ex funcionario policial de la provincia Diego Manuel Ulibarrie por considerarlo autor de la desaparición forzada de cuatro militantes peronistas, agravada por la aplicación de tormentos, durante la última dictadura militar.
El ex policía, que comandó el operativo en el que se llevaron a Vicente "Cacho" Ayala, Julio César Barozzi, Orlando Romero y Jorge Saravia Acuña obtuvo la pena máxima solicitada por la querella y la fiscalía y será trasladado al penal de Marcos Paz, en Buenos Aires, donde cumplirá la condena.

Momentos emotivos se vivieron en la Sala de Audiencias, en el sector en el que se encontraban amigos y familiares de los jóvenes militantes del peronismo que fueron secuestrados el 16 de febrero de 1976 a plena luz del día.

Entre abrazos, llantos y aplausos, gritaron el nombre de cada uno de ellos a la vez que respondieron: "¡Presente!".

"Este es un momento difícil pero de mucha alegría. Estamos conformes", dijo Néstor, hermano de "Cacho" Ayala.

En tanto, señaló en diálogo con la prensa que "fueron muchos años oscuros, pero se pudo reconstruir todo lo que pasó. Ahora nos queda saber dónde está mi hermano y que se hizo con él".

En este mismo sentido se expresó la hermana del joven abogado desaparecido, Rosario "Charito" Ayala: "estamos satisfechos de que le hayan dado la pena máxima, esta es la manera de que se pague tamaña monstruosidad".

"Este es un tribunal probo, que demuestra que todavía se puede creer en la Justicia", aseguró "Charito", a la vez que afirmó que sus padres, ya fallecidos, "están hoy aquí".

Entre los presentes, estaban también Ana María Silvero, que tenía fecha para casarse con Julio César "Cacho" Barozzi, Ida Luz Suárez, compañera de Jorge Saravia Acuña; Diego, el hijo de "Cacho" Ayala y su esposa, Viviana Chapero, además de sus hermanos Rosario y Néstor, entre otros familiares, amigos y referentes de organizaciones de derechos humanos.

Por su parte, Daniel Domínguez Henaín, el abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se manifestó "satisfecho" con la sentencia y dijo que en el juicio "hubo suficientes pruebas y fundamentos para que se aplique el máximo de la pena".

Es el segundo juicio por delitos de lesa humanidad que se realiza en Corrientes. En agosto de 2008 fueron condenados los ex militares Juan Carlos de Marchi, Horacio Losito y Rafael Barreiro y el gendarme Raúl Reynoso, por delitos cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en el ex Regimiento de Infantería 9 durante la última dictadura militar, que incluyeron la desaparición del joven estudiante Rómulo Artieda.

En esa oportunidad, la sentencia trajo incidentes con la presencia de la polémica activista de extrema derecha, Cecilia Pando.

La mujer, amenazó al secretario de derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde y a los jueces integrantes del Tribunal con gesto de "degüello" incluido.

Vicente "Cacho" Ayala, Julio César Barozzi, Orlando Romero y Jorge Saravia Acuña fueron secuestrados de la puerta del Club San Martín de la capital de Corrientes a plena luz del día el 16 de febrero de 1976.

El operativo comandado por el policía Ulibarrie tuvo varios testigos. Los redujeron con violencia física y psíquica y luego se comprobó que fueron torturados en cautiverio.

Los jóvenes militantes del PJ permanecen desaparecidos hace 33 años.

Al culminar la audiencia, en la vereda del Tribunal Federal de Corrientes, familiares y amigos de las víctimas y militantes de derechos humanos, festejaron la sentencia, afirmaron que se hizo Justicia y antes de irse entonaron todos juntos la Marcha Peronista.

Comentá la nota