De los 108 condenados por delitos sexuales, quince quieren castrarse

Sin embargo, los reos, alojados en el penal de Almafuerte, condicionaron su decisión al otorgamiento de alguna compensación. El director de esa cárcel aseguró a diariouno.com.ar: "Ellos entienden la aberración de los delitos que cometieron".
El director del penal de Almafuerte, Sebastián Sarmiento, confirmó este miércoles que varios internos se mostraron de acuerdo a ser intervenidos mediante la castración química, tal cual lo propusiera días atrás el gobernador Celso Jaque.

En diálogo con diariouno.com.ar, el funcionario afirmó que de los 108 condenados por delitos sexuales, alrededor de quince de ellos "se mostraron interesados".

"Ellos estarían de acuerdo con someterse. Están interesados en participar porque entienden que la criminalidad y la aberración de los delitos que cometieron. La idea del gobernador Jaque es muy interesante", aseguró.

"He estado en charlas informales con los internos y me lo han manifestado. Llamativamente están aceptando ser castrados porque comprenden su conducta patológica. Ellos quieren insertarse a la vida, tienen la esperanza de no reincidir y ser útiles a la sociedad", explicó Sarmiento.

Pero los reos aceptarían la medida siempre y cuando se les otorgue alguna compensación, situación que hace unos días atrás fue desestimada por Jaque, que no estaría dispuesto a conceder canjes. "Quieren que al momento de pedir libertad condicional se tome en cuenta la decisión", aseguró el director de Almafuerte.

En la penitenciaría de Boulgne Sur Mer no ocurre lo mismo

El director del penal enclavado en el Parque San Martín, Eduardo Orellana, afirmó a este portal desconocer que los internos del lugar piensen en sintonía con los de Almafuerte.

"En una conversación informal con una periodista comentaron que un interno habría manifestado su voluntad de ser castrado aunque no está confirmado. Si realmente lo dijo, habría que evaluar cómo y bajo qué circunstancias", informó Orellana.

"Es difícil que ocurra eso acá porque la mayoría de los presos están procesados y sin condena firme. No es fácil creer que un interno al cual no se lo ha condenado que admita haber realizado un delito como ese", razonó.

La idea del gobernador que calentó la agenda

Jaque propuso la castración para los violadores, declaraciones que tuvieron una amplia repercusión nacional e inquietaron a distintos sectores de la sociedad mendocina.

El mandatario ya conformó por decreto un comité multidisciplinario, que comenzó a reunirse hoy, para que evalúe si se puede aplicar la castración química en Mendoza.

Sexólogos, abogados, urólogos y hasta constitucionalistas conformaron el comité y ellos dirán qué se puede hacer desde la Provincia en cuanto a la legalidad de la medida, ya que habría que reformar leyes nacionales y provinciales para poder llevar a cabo una intervención estatal en ese sentido.

La postura del comité

El Consejo de Expertos sostuvo el miércoles que la castración podría realizarse en el marco de un triple abordaje: médico, jurídico y social.

"En primer lugar un abordaje científico con tratamiento psiquiátrico, psicológico y hormonal, luego uno jurídico, creando un andamiaje para este tipo de tratamiento y luego abordaje social, con la responsabilidad que deberá tener el Estado y todos como sociedad: desde la familia hasta las instituciones estatales", detalló esta mañana a diariouno.com.ar el ministro de Gobierno, Mario Adaro.

La castración química podría ser aplicada tanto a los detenidos como a los violadores que ya estén en condición de liberados.

Comentá la nota