Condena al privilegio impositivo de "La Verdad"

El pasado viernes, ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) emitió una contundente condena contra el beneficio impositivo obtenido por el diario "La Verdad", por cierto socio de tal ente que nuclea a los periódicos de la Argentina.
Específicamente, ADEPA rechazó la exención del IVA solicitada por "La Verdad" con el fin de evitar su tributación. Recordemos que mediante tal exención, "La Verdad" no tributa IVA desde el 1ro. de agosto pasado, ello a pesar de que la exención aún no se encuentra firme.

La reprobación de ADEPA se suma a lo expresado por este diario el domingo 13 de septiembre del corriente año, cuando se acometió contra el privilegio obtenido por el otro matutino local. Del mismo modo, y ante las numerosas muestras de apoyo obtenidas por parte de nuestros lectores ante esta inusual discriminación, el domingo 20 de septiembre se recopilaron opiniones de juninenses que daban cuenta de sus reparos ante el beneficio.

Es que –lisa y llanamente-, "La Verdad" debería pagar sus impuestos ya que es un diario de carácter comercial, igual que los pequeños y medianos periódicos del interior del país. Difícilmente alguien pueda leer una edición de tal diario y descubrir su identidad católica. Comprendamos que, a pesar de la existencia de diarios confesionales, "La Verdad" es un diario de carácter comercial, que informa de manera semejante a los demás diarios del interior y que, por cierto, también vende espacios publicitarios y ejemplares.

Tal venta de publicidad y ejemplares no resulta una limosna ni una donación para el mantenimiento del culto. Por el contrario, son retribuciones ya sea por el espacio publicitario o el ejemplar. En eso no se diferencia de ningún diario y de ese modo resulta incoherente que no tribute los impuestos correspondientes.

Por cierto, el embate es contra el uso de beneficios con el fin de mantener una actividad comercial, pero no contra la fe católica ni contra la existencia misma de "La Verdad". Lo que resulta reprochable es el pedido y obtención de beneficios fiscales a los fines de obtener una ventaja, en detrimento de la competencia y las arcas estatales. Resulta inaudito eludir la tributación de IVA, ganancias e impuesto al cheque y, de ese modo, tener capital disponible para –por ejemplo- invertir en maquinarias y en el pago de sueldos, mientras que sus competidores pagan sistemáticamente sus impuestos porque no piden beneficios estatales.

Entendemos que "La Verdad" tiene una ardua tarea intentando dotar de razón al privilegio obtenido, y ya lo demostró cuando atacó a este periódico mediante el uso de bajezas e infamias. Pero, mientras piensa argumentos valederos, continuará beneficiándose y anunciando presuntuosamente inversiones, que en realidad deberían tener como destino solventar los gastos del Estado del cual todos formamos parte.

DESAPROBACION DE ADEPA ANTE UNA DISCRIMINACION IMPOSITIVA

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) expresó su categórica desaprobación ante la actitud adoptada por el organismo recaudador, que vulnera el principio de igualdad que debe imperar en la imposición del IVA sobre la publicidad y venta de ejemplares a los diarios PYMES.

En su momento, ADEPA destacó los problemas que acarrearía para el desenvolvimiento de la prensa libre, particularmente en el interior del país, el hecho de gravar la publicidad y la venta de ejemplares con una alícuota del 10,5%. Sin embargo, sus asociados debieron cumplir con las obligaciones impositivas, tal como corresponde en un Estado de Derecho republicano.

Dicho diario, cuyo propietario es el Arzobispado de Luján-Mercedes, al margen de su línea editorial, desarrolla una actividad informativa y comercial de igual naturaleza y envergadura que la de cualquiera de los restantes periódicos PYMES.

La decisión de la AFIP, constituye un privilegio ilegal que acarrea una manifiesta desigualdad en perjuicio de los medios gráficos que cumplen con sus deberes fiscales, al no permitirles competir lealmente sobre bases equitativas. Dicha resolución es violatoria de las garantías constitucionales de igualdad (art. 16 de la Constitución Nacional), razonabilidad (art. 28, 33 y ccs. C.N.), propiedad (art. 17 C.N.), de ejercer industria lícita (art. 14 C.N.) y los derechos de libertad de información y de prensa (arts. 14, 32 y ccs. C.N.).

ADEPA aspira a que, en salvaguarda del pluralismo periodístico existente, se deje sin efecto el privilegio denunciado y que en lo sucesivo, la AFIP se abstenga de fomentar políticas discriminatorias para la prensa independiente.

Comentá la nota