"No hay concursos, sino ingresos por padrinazgos"

Ayer, Julio Piumato volvió a describir un panorama alarmante sobre los Tribunales provinciales. "No sólo no se cubren los cargos mediante concursos, sino que quienes ingresan son apadrinados bajo el mal concepto de la familia judicial.
Familia en el sentido estricto de la palabra: son parientes o amigos de las más altas autoridades del Poder Judicial. Y eso, evidentemente, no trasmite una idea de transparencia, porque, si los cargos son para los amigos, uno piensa que las sentencias también son para los amigos". Esto espetó el secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN), que vino a Tucumán a participar de una actividad titulada: "Cine por la memoria, para la aceleración de los juicios de lesa humanidad".

Desde el año pasado, Piumato cuestiona a la Corte Suprema tucumana porque esta, desde el punto de vista gremial, no admite en la órbita de los tribunales provinciales la actuación de la seccional Nº 5 de la UEJN. Esta entidad agrupa a los trabajadores no enrolados en la Asociación Gremial de Empleados Judiciales. En relación con esta cuestión, el dirigente insistió: "se advierte una clara violación del principio de libertad sindical y una práctica desleal manifiesta que hiere todo sentido de justicia".

Piumato, que es secretario de Derechos Humanos de la CGT nacional, volvió a la carga: "nos preocupa esa suerte de nepotismo que reina. Nos da la sensación de que la Justicia tucumana sigue aferrada a una concepción feudal".

Comentá la nota