“Los concursos no son obligatorios”, dijo Dato

El diputado insiste en que sólo se puede discutir sobre la selección de jueces subrogantes.
Las conversaciones entre los colegios de abogados y el Gobierno deberán circunscribirse a discutir un mecanismo que permita la selección de jueces que cubran en forma provisoria o temporaria los cargos vacantes en la Justicia. Esta es la tesis que ayer defendió el diputado nacional justicialista Alfredo Dato.

Con anterioridad, el dirigente ya había sostenido que, tras la sentencia de la Corte Suprema de Justicia del 8 de setiembre del año pasado, debía concretarse necesariamente otra reforma de la Constitución provincial, que estableciera un nuevo sistema de selección de los jueces en propiedad o definitivos. “Ese fallo ha anulado lo que sostenía la Carta Magna de 2006”, argumentó en relación con el fallo que ha declarado inconstitucionalidad la potestad que se confería al Poder Ejecutivo para que organizara -por decreto- el Consejo Asesor de la Magistratura. Por ende, hasta la próxima reforma, según el diputado, cualquier salida debe ser meramente provisoria. Al mismo tiempo, Dato subrayó que los jueces subrogantes que deberán designarse no tendrán que surgir inexorablemente de un proceso de selección que incluya concursos de oposición y antecedentes, como reclaman los dos colegio de abogados.

Dato insistió en la misma idea: “la exigencia de los concursos estaba ceñida a los jueces definitivos. En ningún momento, la Constitución (de 2006) ha previsto la figura de los jueces subrogantes, que será una creación legal. Por tanto, la Carta Magna no podía establecer condiciones para su selección. Entonces, los concursos no son obligatorios para los magistrados provisorios”.

Amén de sus observaciones, Dato destacó la importancia del diálogo “en circunstancias tan severas y con quienes más conocen el problema de la Justicia”.

Comentá la nota