Con una concurrida manifestación, los estatales protestaron

"No aceptamos intermediaciones con "Chirolitas" (el muñeco del ventrílocuo Chasman), queremos hablar con usted, señor gobernador". Este fue uno de los pedidos exteriorizados en la concentración realizada frente a la sede del Poder Ejecutivo.
Desde Luis Aguilé, cantado loas al trabajo y al esfuerzo ("lo que como me lo gano con el lomo"), música que propalaba el móvil que abría la manifestación, hasta Paulo Freire y su sueño de cambios sociales desde las bases, citado por Noemí Tejeda en su discurso. Así de variada fue la protesta de los estatales provinciales que tuvo su máxima expresión pública en la concentración realizada frente a la Casa de Gobierno, de la que tomaron parte un millar de trabajadores.

Los docentes contribuyeron con una adhesión casi total en toda la provincia, y en orden decreciente los trabajadores de la salud y los judiciales. En el Centro Cívico el paro no fue muy visible, sí se notó en la Municipalidad y en dependencias provinciales (ISS e IPAV).

A las 10, convergieron hacia el centro de Santa Rosa delegaciones de ATE, UPCN, Judiciales, Viales, Municipales, Utelpa, Sipos, CTA y Luz y Fuerza. Desde la Plaza San Martín marcharon hacia la sede del Poder Ejecutivo ocupando las dos manos de la avenida principal.

Ya instalados en la explanada de Gobierno, los estatales dieron rienda suelta a su protesta mediante cánticos y consignas con sus reivindicaciones (paritarias y recomposición salarial, las principales).

El primer dirigente que tomó el micrófono fue Roberto Simpson, secretario general de ATE. Remarcó la unidad demostrada por los gremios y que "la calle es nuestro lugar".

"Le decimos al señor gobernador que queremos manifestar unidos detrás de una mesa (de diálogo con el Ejecutivo); es imposible dejar la calle hasta tener una respuesta; éste es el comienzo de un plan de lucha".

"Al que no le guste, que se joda", afirmó Simpson.

Luego habló Noemí Tejeda, de Utelpa. Dijo que el paro docente tuvo una adhesión del 98, demostrando que "somos solidarios y aquí venimos con el apoyo, porque sabemos el valor de la paritaria".

"A los trabajadores nos asiste el derecho de un salario digno y remunerativo, para que el día que nos jubilemos tengamos una jubilación digna. No queremos sumas en negro y por única vez".

"Como docente, digo que las leyes son producto de políticas y que la Ley Federal de Educación fue para generar mano de obra barata para un poder central e imperialista. Hoy es otro el tiempo, se lo decimos al gobernador y a los diputados, que no resignamos la utopía de querer una escuela que enseñe a los chicos a pensar, a ser protagonistas y dueños de sus propios destinos", expresó la sindicalista.

El secretario general de los judiciales, Guillermo Severio, resaltó la unanimidad del reclamo de todos los estatales. "Es el comienzo de una lucha, hoy es una bofetada al autoritarismo del gobierno; no vamos a aceptar intermediaciones con "Chirolitas", queremos hablar con usted, señor gobernador".

Cerraron la lista de oradores el municipal Julio Fredes (pidió salarios dignos) y Jorge Lezcano, de UPCN, quien enfatizó que la "dignificación" de los trabajadores del estado es la única consigna".

Documento.

La mesa de sindicatos estatales emitió un documento donde se hace notar los intentos infructuosos para institucionalizar un diálogo con el gobierno para debatir salarios y condiciones laborales. Ante la falta de respuesta oficial, los gremios justificaron el paro como "única herramienta válida que tienen los trabajadores cuando la patronal cierra las puertas".

Ley de paritarias para sincerar los salarios y poder enfrentar el alza de los precios, atención del Gobierno a la crisis en los sectores de la salud, educación y justicia; incorporación plena a la administración pública de los 2343, y la derogación de la norma que suspendió los convenios colectivos de trabajo en APA, Viales, APE y sanitarios, son los ejes del documento.

"Los estatales de La Pampa paramos como forma de reclamo genuino ante la patronal, y expresamos que seguiremos luchando por mejor salud, mejor educación, por un salario digno, por el trabajo decente y en blanco, con estabilidad y con derecho a una jubilación justa, como también por las paritarias de los trabajadores estatales que aún no la tienen, y con un único objetivo: crear una sociedad más justa y equitativa para todos los pampeanos", concluye la declaración de la mesa de sindicatos estatales.

“No salí a apretar, lo dice la ley”

“No podemos sentarnos a hablar con seriedad porque no tenemos parámetros económicos serios, cuando los tengamos, vamos a dialogar para encontrar soluciones”. Este es el compromiso del gobierno provincial, formulado a través del subsecretario Pedehontaá, frente a los reclamos de los estatales.

Marcelo Pedehontaá, subsecretario de Trabajo, no tenía a primera hora de ayer datos sobre el nivel de adhesión al paro convocado por los gremios estatales, no obstante puntualizó que la protesta iba a ser sin concurrencia a los lugares de trabajo, decisión que no fue acatada por todos los trabajadores, y citó el caso de los empleados de salud.

En diálogo con Radio Noticias, expresó su “alegría” por cómo se están llevando a cabo las negociaciones con los trabajadores de Rentas y Catastro, por el premio estímulo, quienes privilegiaron el diálogo por sobre cualquiera medida de fuerza, porque entendieron que habíamos abierto un canal sincero para buscar soluciones concretas”.

“Si discutimos si el paro fue bueno o fue malo, vamos a entrar en cuestiones accesorias del punto central, que es mantener la invitación al diálogo a nuestros trabajadores. Seríamos rehenes del humor de los dirigentes gremiales y nosotros tenemos que ser responsables a la hora de tomar decisiones”.

–¿Son irresponsables los dirigentes que convocaron al paro?

–No, pero creo que no entendieron que nuestra invitación al diálogo es sincera y con el objetivo claro de comenzar una tarea para ir solucionando los problemas en un contexto económico que no sé si es bueno o malo, pero no tenemos los parámetros actualizados.

–¿Es posible pensar que los estatales consigan lo que reclaman sin movilizarse, sin estar en la calle?

–Vamos al sector docente. Hay una figura, la paritaria, que ha tenido logros históricos.

–Pedehontaá, ¿si no se hubieran movilizado los docentes, tendrían paritarias?

–El germen de la paritaria fue la llamada “mesa salarial” (durante el gobierno de Verna). Sabemos que todo aumentó, pero lo que pedimos es un acompañamiento. Los bancarios piden una suma fija y no remunerativa para fin de año de mil pesos; nosotros, está bien, en tres cuotas, pero estamos dando 600 pesos.

–¿Usted amenazó con que el que no trabaja no cobra el día?

–Acá hay medios que enganchan comunicaciones en el aire y las bajan, las publican y las difunden; transcriben lo que quieren. Lo que digo es que la ley establece que ante un paro se debe descontar el día, y si el trabajador está convencido de la medida de protesta, la hará. Me molesta que digan que salí a apretar.

Pérez.

El gremialista Daniel Pérez, de ATE, se sumó a la charla radial y cuestionó al gobierno de intentar debilitar el paro con amenazas de descuentos. “Estamos entrando en una instancia que pensábamos que estaba superada”.

“Hemos recibido del secretario general de la Gobernación (Raúl Ortíz), cuando solicitamos el diálogo, la respuesta de que de pautas salariales no se podía hablar. ¿De qué forma podemos seguir conversando?”.

–¿Los gremios no conocían de que día no trabajado es un día que no se paga?

–Sí, lo estuvimos hablando con los compañeros, pero no nos importa, llegaremos hasta las últimas consecuencias y si es necesario con medidas más contundentes.

Comentá la nota