Concurrencia histórica

Con discursos de tono crítico por la orden de retirar los granaderos de Yapeyú, el gobernador Arturo Colombi y el vicepresidente Julio Cobos rindieron hoy homenaje al General.

Miles de personas procedentes de distintos puntos del interior correntino, de la capital provincial y de provincias vecinas agitaron banderas argentinas a la vez que repudiaron la decisión presidencial de privar al templete que guarda los restos de la casa natal del prócer mayor de la historia argentina de la guardia de honor conformada por los Granaderos.

La gente celebró los mensajes del gobernador, del vicepresidente y del intendente local, Adán Gaya, quien abrió la lista de oradores con la pregunta de si %u201Cera necesario, después de la sangre que dieron los correntinos en la lucha por la independencia nacional, llegar al extremo de este agravio a nuestro héroe más importante, nacido aquí, en nuestra tierra de Yapeyú%u201D.

En lo que se interpretó como un grueso error político del Gobierno Nacional, los asistentes al acto manifestaron sus coincidencias con el mensaje de Gaya mediante carteles que pregonaban %u201Cviva San Martín, los muertos son los K%u201D, o %u201CEstamos con Arturo, Estamos con Corrientes%u201D, a la vez que se exhibían pancartas de agradecimiento por la visita del ingeniero Cobos.

El gobernador correspondió las muestras de afecto pero prefirió no confrontar. %u201CSoy el gobernador de la provincia de Corrientes y vengo a rendir mi humilde homenaje como uno mas%u201D, comenzó su discurso, en el que prefirió %u201Cno aludir al pasado sino mirar al futuro basados en el ejemplo del General José de San Martín%u201D.

Y se refirió al prócer en verbo presente: %u201CCuando pensamos en usted, General San Martín, pensamos en grandeza, en valores perdurables y en generosidad, en la búsqueda de unión de todos los argentinos%u201D.

Acto seguido, pronunció la frase más directa en relación con la negativa presidencial de enviar la tradicional guardia de Granaderos a Yapeyú, al admitir que el pueblo de Corrientes %u201Cnecesita el ejemplo y la guía del Libertador porque estamos heridos de pequeñez y de mezquindad, de desprecio por los sentimientos nacionales y de olvido de los altos valores de nuestra comunidad%u201D.

Destacó que %u201Chemos visto a la guardia de granaderos, su guardia histórica, retirarse de Yapeyú con lágrimas en los ojos sin comprender tanto rencor y tanta torpeza%u201D, pero al mismo tiempo resaltó que %u201Cen momentos como estos siempre se reúnen los mejores sentimientos y los mejores valores, y aquí está la gente de trabajo, la gente sencilla, la gente del campo que produce, la gente leal que genera la riqueza de los alimentos para todo nuestro gran país%u201D.

En medio de aplausos, el gobernador Arturo Colombi recibió la felicitación del vicepresidente, quien cerró los discursos con un mensaje en el que conectó la historia de Corrientes y de Mendoza, de donde es oriundo: %u201CCuando el hombre nacido en esta tierra inició su campaña hacia el Perú para asegurar la independencia de América, contó con la ayuda del pueblo cuyano e indias mendocinas tiñeron uniformes, frailes fundieron metales y muchos más hicieron su aporte%u201D.

La ceremonia transcurrió en un marco de fervor patriótico singular por la notoria ausencia del regimiento histórico, reemplazado por los Cazadores Correntinos que en cierta forma fueron la simiente del regimiento creado por San Martín en 1812, y estos a su vez flanqueados por un grupo de niños granaderos muy festejados por la concurrencia.

También hubo ex granaderos que rescataron de sus guardarropas el uniforme, el casquete y los atavíos típicos para formar fila en el templete donde, al final del acto oficial y antes del desfile (esta vez solamente cívico, sin fuerza militar o federal alguna) las autoridades suscribieron el acta donde se dejó constancia de sus visitas al monumento que preside la plaza de armas yapeyuana.

La fiesta finalizó con el desfile de niños, alumnos, instituciones civiles y gauchos, además de ex combatientes y ex granaderos que buscaron rescatar el marco de solemnidad suprimido por la determinación nacional de retirar a los granaderos.

Una decisión que, sin embargo, motivó al final cierto intento por recomponer las formas por parte de las autoridades castrenses del Estado Mayor Conjunto.

Es que el vicepresidente no llegó, como se preveía, en el avión oficial de Corrientes, sino que esta vez, cuando nadie lo creía posible, desde el Ministerio de Defensa se autorizó el vuelo de una aeronave de la Fuerza Aérea Argentina para trasladar a Cobos hasta Paso de los Libres.

Cobos lo explicó con sencillez. %u201CPedí el avión para cumplir con las formas, pero sabiendo que podían negármelo pese a las obligaciones institucionales. Sin embargo esta vez autorizaron el vuelo%u201D.

Comentá la nota