Se concretó una nueva entrega de fondos no reintegrables a productores citrícolas

El Ministerio de Desarrollo Social, mediante la Dirección Provincial de Economía Social para el Desarrollo Local, concretó una nueva entrega de fondos no reintegrables para los productores citrícolas del interior en el marco del programa “Emprendedores”, que se impulsa desde dicha dirección.
Los beneficiarios son de Coneta, Nueva Coneta y Miraflores. En la oportunidad estuvieron presentes en nombre del Ministerio de Desarrollo Social, el Subsecretario de Inclusión y Desarrollo, Franco Feriolli; la Directora de Economía Social para el Desarrollo Local, Liliana Méndez y el Director de Capacitación Gabriel Vega , entre otros funcionarios. El acto contó además con la presencia de las instituciones que intervienen en la etapa de capacitación para los productores.

Durante el encuentro se entregaron nuevos emprendimientos a productores citricolas, de Nueva Coneta, Coneta y Miraflores, en un monto total de pesos $ 179.000.

Durante el acto de entrega, el Subsecretario de Inclusión y Desarrollo Franco Ferioli, aprovechó la oportunidad para ejemplificar sobre los cambios logrados en las estadísticas luego del empleo de una estrategia articulada entre diferentes áreas de gobierno. El funcionario pidió a los productores no perder la cultura del trabajo y a la vez, dijo que es necesario mantener el “Espíritu Emprendedor” para poder fortalecer y desarrollar aún más, la economía local.

Ferioli, recordó que durante este año se trabajó conjuntamente con el Centro de Educación Agrícola, organismo que se ocupa de la capacitación de los trabajadores, brindándoles los conocimientos necesarios para el desarrollo pleno de esta tarea.

Por su parte, uno de los beneficiarios de Nueva Coneta, Cesar Saracho, calificó al programa “Emprendedores”, como uno de los proyectos más válidos , también agradeció la apertura que se impulsa desde el Ministerio de Desarrollo Social, con todos los productores citrícolas y dijo que este acompañamiento desde el estado, cimenta el entusiasmo para continuar produciendo en el interior. Saracho, enfatizó, que ahora se abrirán más oportunidades para las familias que viven de esta actividad agrícola.

Por último, otro de los productores asistentes, dijo: “Tengo 80 años de edad y nunca fui empleado, he trabajado la tierra por mi propia cuenta desde los 18 años, el trabajo dignifica y da salud, no mata a nadie...”, “Este fondo no reintegrable para la adquisición de una parcela, es una bendición...”, manifestó

Comentá la nota