Concluyeron obras del Puerto Diamante.

Es la la readecuación del muelle provincial Nº 7 y el dragado de acceso, como así también la zona del muelle. Se garantiza oficialmente la navegabilidad del canal y se favorece el movimiento comercial y productivo de Entre Ríos.
Además, se logró incorporar el componente portuario dentro de los objetivos a financiar con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y con ello, la posibilidad de comenzar con las consultorías para elaborar el Plan Maestro del Ente Portuario Diamante. Así lo hizo saber el presidente del Instituto Portuario de la Provincia de Entre Ríos (Ipper), Hugo Rodríguez, en nombre del directorio del Ipper que lo integran los presidentes de los puertos y dos legisladores por cada una de las cámaras de la provincia.

En líneas generales, Rodríguez aseguró que "la puesta en valor de los puertos responde al fomento de la economía regional que la gestión de Sergio Urribarri se propuso", y en esa línea, el puerto Diamante logró afianzarse en materia administrativa y de infraestructura.

Con una inversión de 5.981.535 pesos, se reparó y readecuó la estructura frontal del muelle Nº 7 del puerto Diamante. Las obras comenzaron a fines de septiembre del año pasado, y en abril de este año se concluyeron. El presidente del Instituto Portuario de la Provincia de Entre Ríos (Ipper), Hugo Rodríguez, consideró que "estos trabajos son de suma importancia porque el muelle es el único operativo en el ámbito público, y hecho los trabajos, se está más cerca de la habilitación nacional e internacional".

En términos técnicos, la readecuación contempla el reacondicionamiento de la estructura del muelle de una longitud aproximada de 150 metros. Si bien por diversos motivos no se encuentra habilitado para un funcionamiento pleno, se está reparando y adecuando el sector frontal del muelle para permitir el atraque, amarre y aproximación de buques Panamax que embarcarán agrograneles y barcaza. En rigor, la operatoria será por medio de un conjunto de cintas – planos inclinados- del orden de 20/30 metros de longitud, que recibirán el grano en forma directa a través de unidades terrestres.

El proyecto de estos trabajos fueron realizados por el Ipper, y tras las gestiones pertinentes, Nación los financia y la provincia los inspecciona. Para ello se rubricaron convenios entre la Gobernación de Entre Ríos y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Rodríguez comentó que ya se ejecutó una segunda etapa de hormigón armado "in-situ" como complemento de unión efectiva entre nuevos pilotes, nuevos cabezales, nuevas y la estructura existente; se hizo una estructura de recalce similar en cada extremo del muelle, perpendicular a la viga antes descripta y hasta alcanzar la línea de los segundos pilotes existentes (3,22 mts.); y se realizó la provisión y colocación de defensas elásticas incorporadas a la nueva estructura en dos niveles distintos en forma alternada en dos tipos de posiciones ya sea para el amarre de buques o de barcazas.

"También se concretó tareas de demolición y hormigón de reconstrucción en la viga frontal existente (todos los tramos) para evitar futuros vicios ocultos y permitir un seguro recalce de la estructura existente que se producirá a través de la viga principal de frente; y está previsto la ejecución de una hilera de 28 pilotes de 60 cm. de diámetro, y que cada pilote remate en su coronamiento con un cabezal de H°A°", adelantó el titular del Ipper.

Por otro lado, las calles de acceso al puerto fueron mejoradas con recursos propios, además del galpón tanto en materia eléctrica como de infraestructura. "Hoy está en condiciones de prestar servicio tanto el galpón I como el II para embarques. Además, se está haciendo el proyecto para cumplir con la ordenanza de amarre de la Prefectura Naval, con lo cual el puerto podrá revaluar la certificación", acotó.

Dragado

El presidente del Ipper también brindó precisiones sobre los alcances del dragado del acceso y zona de muelle del puerto de Diamante que demandó una inversión de 1.200.000 pesos. "Sirve para mejorar el canal de navegación y el amarre al muelle. De este modo, se favorece las exportaciones entrerrianas porque se garantiza la navegabilidad de dicho canal", explicó.

En rigor, se ensanchó a 80 metros el acceso del canal, respetando una pendiente de talud de 1:5 sobre ambas márgenes, cuyo inicio se realizó desde la Boya Roja de Km. 532,5 hasta la finalización de la Zona de Muelles del Ente Autárquico Puerto Diamante (EAPD).

Además, se garantizó una determinante de Fondo de 27 pies tomados con respecto a un plano de comparación de 2,71 metros de altura del hidrómetro local, desde Progresiva "0" en adelante, respetando la Traza del Canal y en la zona indicada según plano adjunto que forma parte del Pliego General y Particular de Especificaciones Técnicas.

Gestiones

En otro orden, Rodríguez se refirió a una serie de gestiones que se realizaron desde el Ipper. A través de la Dirección Nacional de Vías Navegables, está la posibilidad de traer la draga 402 para que haga un trabajo de profundización del canal. Concretamente, "se firmó con la firma Hidrovía S.A. para el dragado de la troncal, con lo cual se llevará al puerto de Diamante de los 25 pies que hoy tiene a los 28 pies. El equipamiento y el pago de las horas extras estarán a cargo del gobierno nacional, y la provincia pondrá los insumos", acotó.

Rodríguez precisó que este trabajo es posible a raíz de las gestiones desde el Ipper y la Dirección Nacional de Vías Navegables. Incluso, adelantó que "en estos momentos se está tratando de ampliar el alcance de esta gestión. Es decir, que el convenio se prorrogue en el tiempo y que la Nación contemple el dragado de los accesos a los puertos públicos". De lograse esto, los puertos públicos quedarían librados de asumir los gastos de mantenimiento de los accesos. "Realmente es un costo importante que se le carga a los puertos públicos", acotó el funcionario.

Además, y con la idea de futuras ampliaciones portuarias, se está trabajando en recuperar la isla que está frente al puerto Diamante porque parte le pertenece. "Es algo ambicioso, pero se está haciendo las gestiones para concretar este emprendimiento", adelantó.

Regularización

Por otro lado, el funcionario destacó que "durante este año y medio de gestión se regularizó financiera y administrativamente el Ente, y con ello, los permisos de uso de los galpones, entre otros logros". En ese sentido, Rodríguez insistió en que, "por haber administrado correctamente, hoy se cuenta con provisiones para solventar el funcionamiento interno".

Convenio

Rodríguez comentó luego que se logró incorporar el componente portuario dentro de los objetivos a financiar con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De este modo, y en el marco de políticas portuarias provinciales, se está en condiciones de comenzar las consultorías para elaborar los Planes Maestros de los Entes Portuarios Provinciales, especialmente el de Diamante. En rigor, se definió que las futuras gestiones optimicen los recursos generados por dichos puertos como así también la inversión privada, en función de un plan de acción que marque políticas de desarrollo portuarias provinciales, públicas y privadas.

"Esto es muy importante porque están involucrados muchos actores (provincia, municipio, exportadores, entre otros), y cada peso que se ponga en el puerto de Diamante, será optimizado en función de un plan maestro que no sólo lo usará esta administración si no también las futuras gestiones", acotó.

El presidente del Ipper comentó que dentro de este programa, el Instituto participa del subprograma "Fortalecimiento Institucional" cuyo objetivo principal es poner en valor los puertos provinciales a través de la capacitación del recurso humano, tanto de su personal técnico, administrativo- contable, profesionales y gerenciales, como de la provisión de insumos y bienes a dichos puertos. "Una vez definido el Plan Maestro, se podrá ofrecer nuestro puerto a la actividad privada, y así fomentar el desarrollo de la economía regional".

Directorio

Finalmente, Rodríguez precisó que las gestiones que concreta el Ipper son llevadas a cabo bajo la figura de un directorio en el que cada uno de sus miembros tiene voz y voto. En rigor, al directorio lo integran los presidentes de los puertos de Concepción del Uruguay, Diamante y La Paz, y la diputada Alicia Haidar, por el departamento Diamante; el senador César Melchiori, por el departamento Ibicuy; el diputado Fabián Flores y el senador Carlos Schepens, por el departamento Uruguay; y el senador Aldo Ballestena, por el departamento La Paz.

Comentá la nota