Conclusiones de la jornada sobre el futuro de los bosques nativos formoseños

En ese enriquecedor marco, se elaboró una propuesta, la cual pretende ser presentada ante el Gobierno de Formosa y el Congreso Forestal Mundial Forestal
El Colegio de Ingenieros Forestales de Formosa y el Instituto de Silvicultura dependiente de la UNaF difundieron las conclusiones a las que se arribaron en la jornada que se desarrolló recientemente en la localidad de Villa Dos Trece.

Del mencionado evento participaron entidades intermedias ligadas al sector forestal, la Universidad Nacional de Formosa a través de su rector Martín Romano, la planta de docentes investigadores y los alumnos de la carrera de Ingeniería Forestal, además de industriales madereros, la CIMAFOR y la Unión Industrial Maderera de Formosa. Estuvieron presentes también representantes del Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia y del INTA, el intendente de la localidad de anfitriona, productores locales, entre otros.

En ese enriquecedor marco, se elaboró una propuesta, la cual pretende ser presentada ante el Gobierno de Formosa y el Congreso Forestal Mundial Forestal, a realizarse en octubre próximo en la provincia de Buenos Aires.

Según se indicó, la misma propone la implementación de planes de manejos para todo aprovechamiento que se ejecute en el ámbito del territorio, sujeto a la producción sustentable, económica, ambiental, social e institucionalmente, basados en sistemas de regeneración natural, plantación, enriquecimiento y recuperación de bosques nativos degradados, además de la forestación o plantación con especies nativas de adaptabilidad al medio, debiendo ser de carácter prioritario en el sistema que se utilice incluir las especies de mayor extracción, como el algarrobo y ambas especies de quebracho colorado.

A su vez, respecto del cambio de uso de suelo, se menciona al requerimiento obligatorio de estudio de impacto ambiental con evaluación de pérdida de biodiversidad y, asimismo, a la incorporación de tecnología al sector maderero tendiente a dar a las mismas, mayor competitividad.

En tanto, sobre la capacitación del recurso humano, se cita al apoyo económico para las pequeñas carpinterías generadoras de fuente de trabajos y a la conformación de "empresas de obraje", priorizando el uso de materia prima local cuando el mercado lo demande.

También se sugiere la restitución institucional de la ex Dirección de Bosques, el fortalecimiento de la misma, sus destacamentos del interior y la efectiva presencia del profesional forestal al frente de las mismas.

Resolución de problemas del sector

Las conclusiones de la jornada también incluyen priorizar los proyectos de investigación en la Universidad, tendientes a resolver problemas reales, afligentes y prioritarios del sector silvícola, ambiental y foresto industrial, además del apoyo a la investigación adaptativa con productores.

Del mismo modo, se hace hincapié en que la extensión forestal deberá ser tender a favorecer el crecimiento y desarrollo forestal en la provincia de Formosa, y se alude a la importancia de la articulación interinstitucional, los convenios con los Municipios, las escuelas rurales, las entidades intermedias y los productores rurales.

En relación a las pasantías del estudiante de Ingeniería Forestal, se señala que podrían materializarse en instituciones vinculadas al sector, como por ejemplo el Instituto de Silvicultura, las industrias forestales, las carpinterías, las empresas de obraje, etcétera, donde los mismos puedan desarrollar estudios tendientes a resolver cuestiones o aspectos críticos del proceso productivo relacionados a los recursos naturales.

Se sugiere también la generación de espacios de debate permanente entre los actores vinculados al sector forestal, proponiendo la formación de una comisión encargada de canalizar toda la información generada por la actividad foresto industrial e integrada por el Estado, la casa de altos estudios local, los productores, los industriales, los Colegios de Ingenieros y los Consejos de Ingenieros Forestales.

Al hacer referencia al Plan de Ordenamiento Territorial, se prevé dejar en el oeste provincial las reservas de masas boscosas mientras que en el este podrá cambiarse el "uso del suelo". Como alternativa al avance de la frontera agrícola y ganadera con desaparición del monte nativo, se debe ofrecer recuperar las chacras abandonadas con suelos degradados, peladares del oeste formoseño (más de 600 mil hectáreas).

Finalmente, se plantea la instalación de un Centro Tecnológico de la Madera, a fin de investigar sobre las aptitudes de las diversas especies nativas, proponiendo alternativas de uso al sector, la capacitación de los recursos humanos y el desarrollo de los procesos productivos; y además la prohibición de las salidas de estacones o varejones de la especie vinal, dada la gran cantidad de renovales de algarrobillo, algarrobo e itín que van entremezclados, teniendo en cuenta que esta especie ya no es considerada una plaga y actualmente es muy utilizada para la industria del mueble, de las aberturas, los pisos, etcétera.

Comentá la nota