Conciliación de Salud, a las piñas

Ayer el secretario de Salud, Francisco Ryan, pegó una piña al abogado de la Asociación de Profesionales de la Salud (APSADES), David Escudero, en el marco de una audiencia de conciliación obligatoria.
Según lo relatado por la secretaria general de APSADES, Cristina Nesrala, el funcionario soltó el golpe sin que Escudero se haya percatado de que su enojo iba a llegar a ese límite.

Por su parte, Ryan contó que en realidad el reaccionó cuando vio que el abogado podía llegar a pegarle, "porque empezó a moverse".

Esta diferencia es el desenlace de una serie de situaciones que se presentaron en el medio y que, según los relatos, coincidieron: Ryan, en su condición de peronista, y Escudero, en la de radical, expresaron sus diferencias partidarias.

"Primero sentí agresión a mi papel como militante del trabajo, después una falta de respeto a mi padre y a la gestión del gobernador Juan Manuel Urtubey", dijo Ryan a Nuevo Diario al agregar que igual "no quiero justificar mi actitud, fue un hecho lamentable".

Nesrala, por su parte, ya envió una nota al ministro Alfredo Qüerio sosteniendo que tras la actitud de Ryan ella, la comisión directiva de su gremio, y sus afiliados, sienten temor por su integridad física.

Mientras, la antesala de la reunión entre Salud y APSADES, por la situación que se presenta en el Hospital Materno Infantil signó lo que finalmente sucedió: no hubo acuerdo entre las partes.

Y es que mientras que los gremialistas piden que todos los profesionales ganen el 95% de plus sobre el sueldo básico, la Fundación Santa Tecla dispone algunas condiciones para que ello se cumpla. Las partes pidieron ayer que se las libere.

Hoy habrá una asamblea a las 8.45 en el Materno Infantil, en donde los trabajadores evaluarán lo sucedido.

Comentá la nota