Conciliación obligatoria para el conflicto minero

El martes por la noche los mineros levantaron la toma de la municipalidad de Sierra Grande, porque la Secretaría de Trabajo de la provincia dictaminó la Conciliación Obligatoria entre la Minera MCC y la Asociación Obrera Minera Argentina.

El gremio de AOMA reclama una suma fija no remunerativa a partir de abril de 500 pesos y que se mejoren las condiciones de seguridad e higiene en la empresa.

Al planteo salarial la Minera ya anticipó que no pagará lo que los mineros piden pero se comprometió a avanzar con la producción y a no despedir personal. Obviamente la respuesta no conformó y todo iba camino a que las medidas se endurezcan.

Los obreros tenían tomada la municipalidad porque entendían que el intendente, Nelson Iribarren, es el responsable de la presencia de una empresa China en Sierra Grande y que junto al gobierno provincial se permitan bajos sueldos y condiciones laborales con lagunas en materia de seguridad e higiene, según explicaron.

Después de varias reuniones para limar asperezas entre el gremio y el intendente Iribarren, se avanzó en la búsqueda de una solución al conflicto que ya cumplía su tercera semana de paro. Se priorizó destrabar la situación tensa que se vivía.

Por eso finalmente fue posible que varios actores del gobierno provincial e incluso municipal se reunieran por separado con la MCC y AOMA. Se interiorizaron y lograron iniciar el camino de la solución.

El martes fueron varios encuentros donde participó entre otros el ministro de Producción, Juan Accatino, pero finalmente Ricardo Ledo, titular de Trabajo de la provincia, que también se constituyó en Sierra Grande, dictaminó la Conciliación Obligatoria por 15 días hábiles, por lo tanto desde el martes a la noche se levantó la toma de la municipalidad.

Negociación en Viedma

Quedan tres semanas de diálogo y espera. La conciliación será en Viedma según informó Raúl Poltronetti, secretario general de AOMA.

Los trabajadores no pierden las esperanzas de avanzar en un nuevo convenio laboral que permita mejoras salariales y recategorización.

Un trabajador sin carga familiar cobra 1.400 pesos.

Ayer a la mañana en la municipalidad y en la Minera Sierra Grande la actividad comenzaba a ser normal.

En el primero de los casos porque el edificio estaba sitiado por los mineros en protesta y en el segundo porque desde hace tres semanas unos 130 mineros estaban de paro.

Comentá la nota