La conciliación obligatoria entre Smata y General Motors fue prorrogada hasta el lunes

El Ministerio de Trabajo de la Nación extendió el plazo de negociaciones; las partes no ceden y aún es difícil arribar a un acuerdo; si no se alcanzara, el mediador tendrá la última palabra para poner punto final a la disputa
El Ministerio de Trabajo de la Nación prorrogó el periodo de conciliación obligatoria dispuesto en el conflicto entre la empresa General Motors (GM) y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), informaron hoy fuentes gremiales.

Ayer finalizó el plazo fijado por la cartera laboral, tras agotarse previamente otras tres instancias provinciales, pero ante la falta de acuerdo entre las partes volvió a extenderse la instancia de negociaciones.

El dirigente agregó que "hasta ahora no hubo acuerdo y el Ministerio de Trabajo otorgó dos días más citando a las partes para, en el supuesto de no haber un acuerdo las autoridades nacionales decidierán al respecto".

Así, la empresa y el sindicato continuarán las gestiones para aplacar sus diferencias el lunes próximo, para tratar de buscar una solución al conflicto iniciado con el despido de 436 trabajadores a mediados de octubre en la planta ubicada en el parque industrial de la localidad santafesina de Alvear, a 15 kilómetros al sur de Rosario.

"La patronal todavía insiste en reelegir a los contratados y nosotros hemos manifestado que no puede decir si elige a uno y a otro trabajador. Nosotros seguimos con nuestra postura inicial de estemos todos adentro y después buscamos las soluciones", dijo a la agencia DyN al secretario general de Smata Rosario, Marcelo Barros.

Comentá la nota