Conciliación obigan en el conflicto con los gastronómicos.

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria a partir de la 0 de ayer en el conflicto que mantienen la Federación de Trabajadores Gastronómicos, del Turismo y Hoteleros (FETGHRA) y las cámaras empresarias de la actividad por una recomposición salarial.
La medida fue impuesta por el director nacional de Negociación Colectiva laboral, Adrián Caneto, y el gremio decidió acatarla, por lo que durante el fin de semana largo funcionarán normalmente en todo el país los servicios de hotelería y restaurantes.

El instrumento legal decidido por Trabajo se circunscribió a las tareas que cumple el personal para la cámara FEGHRA, que agrupa a todos los bares y restaurantes en el territorio nacional. La conciliación obligatoria regirá durante 15 días hábiles.

En tanto, el secretario adjunto del gremio porteño, Armando Ribera, aseguró el jueves a Télam que "el sindicato decidió acatar la disposición" y adelantó que desde las 13 del viernes 29 gremialistas y empresarios retomarán el diálogo en Trabajo. "Los empresarios se comprometieron a concurrir a ese encuentro con los números hechos para intentar un acuerdo", dijo Ribera. El gremio exige una mejora salarial de entre el 25 y 30 por ciento sobre los básicos de convenio de la actividad.

Comentá la nota