"Hay que concientizar a la sociedad"

Ante la confirmación de un caso de dengue en Luján, pero de una paciente que lo contrajo en Entre Ríos, el gobierno local dio una conferencia de prensa. Rosso aclaró que está fuera de peligro y se insistió en la necesidad de realizar acciones preventivas.
La confirmación de un caso de dengue "importado", las medidas preventivas adoptadas por la Municipalidad de Luján y una exhortación a toda la comunidad a colaborar en la lucha contra esta enfermedad, fueron los temas principales abordados por la intendenta Graciela Rosso y funcionarios del área de Salud en una conferencia de prensa realizada el miércoles en la Sala de Situación. De la reunión participaron el secretario de Salud, Héctor Ruffinelli, y las directoras de Medio Ambiente, Mariana Zaia, y de Medicina Preventiva, Adriana Fernández.

En primer término, la jefa comunal aclaró que el dengue "es una enfermedad tropical y no de la pobreza, y nosotros la sufrimos debido al cambio de clima que se produce en el territorio. El calor ahora se prolonga más, la Argentina se está subtropicalizando".

Según Rosso, "es un concepto erróneo pensar que sólo los pobres se van a enfermar. Todos acumulamos en nuestras casas cosas que no son útiles pero que sirven para que se reproduzcan los mosquitos. Un ejemplo: los cuatro casos sospechosos –tres negativos, uno positivo- fueron en la zona céntrica".

Por su parte, el doctor Ruffinelli señaló que "se están llevando a cabo fumigaciones en todo el distrito y seguirán hasta que vengan los fríos para continuar en primavera. Se realizan en los barrios periféricos, los cementerios, el basural, la zona histórica-basilical, terminales ferroviaria y de micros".

"Hay que eliminar el vector, porque sin vector no hay enfermedad. Y se colocan larvicidas en los lugares donde hay larvas. Hay que destruir cacharros, gomas, hay que clorar las piletas de natación", aseguró.

EL ÚNICO CASO

También se confirmó el caso de dengue "importado" que este medio adelantó en su edición pasada. Según la información oficial, la paciente había viajado a pescar a Entre Ríos y allí contrajo la enfermedad confirmada en el Hospital Muñiz. "Ya está absolutamente curada", enfatizó Ruffinelli.

También dijo que "siempre que haya síntomas febriles hay que consultar al médico. Con la gripe puede haber catarro; con el dengue, no. Pero siempre es el médico el que tiene que dar el diagnóstico".

"Se puede usar repelente comercial pero también cumple el mismo efecto la dilución de limón, vinagre y agua", precisó. Y reiteró un consejo: "en caso de fiebre no ingerir aspirinas sino paracetamol, pero siempre consultar con el médico".

Adriana Fernández recalcó que "no sólo tomamos acciones para el presente sino, fundamentalmente, para el futuro. Hay que concientizar a la gente. En una tapita de gaseosa con agua, por ejemplo, pueden desarrollarse 300 larvas. Limpiar las casas es esencial".

Por su parte, Rosso anunció que en estos días se estaría sellando un acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación para destinar recursos que permitan trasladar las cubiertas de automóviles en desuso, que se destruyan y que ese material sea utilizado en otras industrias".

"Estamos trabajando para llevar tranquilidad a la población, tanto con el sector público como con el privado. No queremos alarmar a la gente, pero si concientizarla", añadió.

"Haremos campañas en los barrios –continuó Rosso- para que en una fecha determinada los vecinos saquen las cosas que no sirven de sus casas. El municipio las retirará y las pondrá en el lugar adecuado".

Por último, la jefa comunal aseguró en este caso que "la sociedad debe cumplir las normas estrictamente para evitar el mal. Apelamos a los medios de comunicación para que nos ayuden en la difusión porque se trata de un problema de salud pública. El dengue no depende de una vacuna. Gobierno, medios y comunidad deben colaborar para lograr un único propósito: el bien común".

Comentá la nota