Concesionarios de la Terminal reclaman por su fuente laboral

En el transcurso de una medida de fuerza que realizaron en la playa de maniobras, comerciantes y maleteros hicieron públicas sus exigencias.

En el marco del intenso movimiento de micros que se registró ayer en la Terminal de Omnibus y teniendo en cuenta que entre septiembre y octubre se habilitaría (parcialmente) la nueva estación que está siendo construida en inmediaciones de Luro y San Juan, un grupo de comerciantes que integran la Asociación de Concesionarios, la mayoría de los cuales tienen a su cargo explotaciones gastronómicas, realizaron una manifestación en la playa de maniobras que obstaculizó parcialmente el desplazamiento de los micros.

En su transcurso, además de juntar firmas, arrojaron volantes en los que expresaron su rechazo al cierre del predio, a la desocupación de 300 familias, a lo que consideran es "sordera" de los funcionarios municipales y provinciales y a un manejo del predio que no los incluya a ellos ni a los comerciantes del barrio.

Pidieron asimismo el derecho a una indemnización por las fuentes de trabajo que se perderían y la aprobación de su proyecto comercial e iniciativa privada para sus familias.

El reclamo contó con la adhesión de un grupo de maleteros que también temen perder su trabajo en virtud de las características que tendría la operatoria de la nueva Terminal, en la que el concesionario (Otero) se haría cargo de la totalidad de los kioscos y negocios del rubro gastronómico. Trascendió que hoy, a efectos de conversar con los afectados, llegaría a Mar del Plata un funcionario de la Secretaría de Transporte y que el martes serían recibidos por el intendente municipal, Gustavo Pulti, a quien le plantearían su inquietud.

Comentá la nota