Concesionarios promueven una reducción impositiva

Dueños de agencias de vehículos buscan poner freno a la competencia desleal de foráneos.
Empresarios catamarqueños dueños de agencias de venta de automotores solicitaron al Gobierno provincial una reducción en la carga impositiva, para competir en igualdad de condiciones con empresas foráneas que realizan operaciones comerciales en Catamarca pero que tributan en su lugar de origen.

Los concesionarios locales expresaron su preocupación por la creciente llegada de vendedores de autos de provincias vecinas que no tributan ningún impuesto en Catamarca y que están salvaguardados de pagar impuestos locales.

Es decir, sin ningún tipo de obligación impositiva, vendedores de concesionarias radicadas en Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja y Córdoba, principalmente, se instalan un par de días en hoteles céntricos y allí realizan las operaciones de venta.

"Ante esta situación, nosotros pedimos que nos den algún tipo de beneficio impositivo, porque estamos al día con todos los impuestos. No buscamos con esto acotar las posibilidades de trabajo a nadie, pero sí exigimos igualdad de condiciones", aseguró a EL ANCASTI el empresario Leonardo Nazareno, dueño de Ledian Automotores.

Competencia desleal

A su vez, Nazareno señaló que, además de los impuestos municipales y provinciales, las concesionarias generan mano de obra local en blanco (con todo lo que implica la carga social), pago de alquileres de edificios espaciosos y todos los servicios. "De hecho que si el único gasto de la empresa vendedora de afuera es el pago de una habitación de hotel, por lógica pueden ofrecer un valor más bajo de la unidad automotor. Al no tener que afrontar con toda la carga impositiva, de personal y alquiler de inmobiliario, es un buen negocio para ellos. Mientras, la Provincia no gana nada por esas operaciones y corren riesgo las fuentes laborales de los catamarqueños insertos en las concesionarias por la disminución de las ventas", reflexionó Nazareno.

A la problemática del sector debe sumarse también que varias pequeñas concesionarias venden autos de reventa de agencias de otras provincias. Por consiguiente, esos automotores se facturan fuera de Catamarca.

En otras jurisdicciones, tal es el caso de Tucumán, se protege el mercado automotor interno aplicando un impuesto adicional del 3% sobre el valor del vehículo en aquellas ventas que se realicen por fuera de la Provincia.

Comentá la nota