Concesionarios prevén que se venderán más autos importados que nacionales

La crisis cambió el panorama. Bajan las ventas, pero los que más se venden siguen siendo los modelos chicos, como el Gol o el C3, que se producen en Brasil
Con motivo de la presentación del anuario estadístico 2008, “el mejor año de toda la historia para la industria”, los concesionarios de automóviles 0 km adelantaron que la crisis traerá un cambio de tendencia en el consumo que afectará a las automotrices instaladas en el país.

Estos hombres que miden el termómetro del consumo diario, afirman que ya se observa en los salones de venta un deterioro en la participación de las ventas de los autos de industria nacional y que ganan más terreno los producidos en Brasil.

“Uno de las primeras reacciones en las crisis es que los autos chicos ganan mercado frente a los medianos”. “Históricamente sucedió de esa manera y 2009 será igual”, aseguró Abel Bomrad, vicepresidente de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara). Según las estimaciones de la entidad para el año, el consumo de automóviles será en un 60% unidades fabricadas en el exterior, y el resto de industria nacional. Durante 2008, el porcentaje era al revés.

La automotrices que tienen presencia en la Argentina y en Brasil reparten su producción, dividiéndola por segmentos.

En el país, el grupo que concentra las mayores inversiones es el que está conformado por el Siena (Fiat), Focus (Ford), C4 (Citröen), es decir, el segmento de los mediano.

De todas formas, el cambio en la tendencia de consumo, tampoco significa que el sector podrá tener un año positivo.

Desde Acara estiman que, “con suerte”, podrán alcanzar ventas por 480.000 / 500.000 unidades. “En marzo, los patentamientos caerán 17% respecto a igual mes de 2008, y para el fin de 2009, prevemos una retracción de la misma cantidad de puntos”, dijo Bomrad.

A partir de esta afirmación, y consultado sobre la posibilidad de una reducción en los precios para incentivar la venta, Bomrad afirmó que hay modelos que en la actualidad “están más bajo” que en marzo de 2008.

El concesionario afirmó que existen “condimentos” como el alza del dólar que le quita rentabilidad al concesionario a la hora de discutir el precio de los autos. Sin embargo, como contrapartida, aseguró que hay una baja en las materias primas y las terminales presionan a las autopartes para que reduzcan los precios.

Todo esto, con con el plan del Gobierno, que suponen se activará con fuerza a partir de abril. Por dicho plan, según Bomrad se entregarán entre 4.000 y 5.000 autos el mes que viene, y le significará al sector ventas por 140.000 unidades.

Comentá la nota