El concesionario de la terminal se comprometió a reducir los ruidos

El concesionario de la terminal se comprometió a reducir los ruidos
En el encuentro convocado por el defensor del Pueblo Cristan Azcona los vecinos plantearon todos los inconvenientes que padecen. También hubo otros compromisos de las autoridades.
La reunión convocada por el defensor del Pueblo adjunto Cristian Azcona, con motivo de los reclamos de los vecinos de la Terminal de Ómnibus, finalizó con un saldo positivo, ya que el concesionario del lugar se comprometió a solucionar gran parte de las inquietudes que habían planteado los habitantes de la zona.

"Tanto las autoridades municipales como los concesionarios se comprometieron a solucionar los problemas", dijo a El Atlántico Azcona.

Entre las respuestas a los planteos de los vecinos, se colocarán semáforos en 9 de Julio y Olazábal en los próximos días. Además, las señalizaciones también se instalarán en San Martín y Olazábal y Luro y Chaco.

Por otro lado, para disminuir la velocidad en la calle 9 de Julio se colocarán "lomas de burro", un pedido que los vecinos realizan desde hace varios años.

Uno de los problemas que más preocupaba a los vecinos era la situación sonora provocada por el ruido de los altavoces. Al respecto, los concesionarios se comprometieron a reducirlo por la noche en un 80 por ciento y durante el día se bajará el volumen de los parlantes del exterior, según indicó el funcionario municipal. A su vez, se prevé colocar 300 metros de una cerca de árboles como otra forma de prevenir la propagación sonora.

Respecto a los problemas con el tránsito en las calles que rodean la terminal, las autoridades del área "agregarán más personal de tránsito en la zona y se resolverá el tema de las paradas de taxis", señaló Azcona.

Representantes de Obras Sanitarias asistieron al encuentro con un plano y las fechas de inicio y finalización previstas para solucionar los problemas de inundación, cortes de agua y cloacas. Es que, según denunciaron los vecinos, toda la zona donde se instaló la nueva terminal no cuenta con bocas de tormenta por lo que cuando ocurren fuertes lluvias el desagote no es el ideal.

A pesar de solucionar la mayoría de los reclamos de los vecinos, hubo ciertas cuestiones que se resolverán más adelante. Tal es el caso de los vehículos que ingresan por 9 de Julio que están en marcha y el ruido molesta a quienes viven en esa calle. Si bien hasta que el resto de las obras no queden finalizadas, esto no se puede solucionar, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) sacará una resolución que establecerá que "cuando esté todo terminado apaguen los vehículos".

Una vez que las obras estén terminadas, en vez de ingresar por la calle Misiones, los micros entrarán por Don Bosco, zona destinada a la carga y descarga de maleteros.

"De los 56 reclamos que realizaron los vecinos en relación a la terminal, 48 se resolvieron satisfactoriamente", destacó Azcona que se mostró satisfecho con los resultados.

Por otra parte, sostuvo que los problemas que quedaron por resolver "hay que trabajarlos, por ejemplo la parada de taxis sobre la calle San Juan".

Del encuentro, que se llevó a cabo en la sala B del Centro Cultural Osvaldo Soriano, además de Azcona y los vecinos, estuvieron presentes Néstor Otero, concesionario; Adrián Alveolite, subsecretario de Coordinación Municipal, José Luis Ovkac, en representación del Ente de Servicios.

Finalmente, el defensor del pueblo destacó que la reunión tuvo "muy buena repercusión. Es importante que los vecinos sean escuchados y haya respuestas concretas", enfatizó

Comentá la nota