En Concepción se viven momentos de incertidumbre, según Morelli.

Afirmó que para mitigar los efectos de la crisis priorizará la asistencia social a los sectores más vulnerables.
CONCEPCION.- El estancamiento de la recaudación municipal puso en alerta a las autoridades de esta ciudad. Precisamente, el Departamento Ejecutivo que comanda el intendente, Osvaldo Morelli, estudia la instrumentación de distintas medidas de ajuste para contener el gasto público.

La preocupación se centra en que la recaudación de febrero fue similar a la del año pasado. Según Morelli, se trata también del primer indicador de la crisis global. “En marzo es posible que aumente un poco la recaudación a causa del repunte de las ventas de los negocios, beneficiados por el inicio de las clases. Sin embargo no es impensable que más adelante se produzca una caída en los ingresos. Se viven momentos de incertidumbre”, dijo el intendente, que detalló que los ingresos tributarios mensuales rondan los $ 700.000.

Morelli se referirá a este asunto durante la apertura del período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, acto previsto para el martes. Para mitigar los efectos de la crisis, el municipio priorizará la asistencia social. “Los recursos destinados a la contención social se mantendrán firmes, a fin de evitar problemas mayores”, apuntó.

Morelli afirmó que, por ahora, se mantendrán los trabajos de pavimentación e iluminación en distintos barrios de la ciudad, tal como estaba previsto. Sin embargo, no descartó que algunos proyectos deban ser postergados si es que la crisis se profundiza. “Nuestra preocupación primaria está concentrada principalmente en la cuestión hídrica y en el déficit habitacional que registra nuestra comunidad. Necesitamos muchas viviendas y que se solucionen los problemas de los ríos que amenazan a la población. En ese sentido, trabajamos para conseguir distintos programas de obras”, indicó. La situación preocupante de los ríos Gastona y Chirimayo, que operan desbordes frecuentes, obligó a la intendencia a la elaboración de un proyecto de obra para el primero de los cauces, el que será encarado con recursos de la Nación. El plan contempla el reencauce, el realineamiento de las riberas (restablecer el ancho necesario) y de trabajos de protección de los puentes.

Comentá la nota