Concentrarán a nivel local la administración de EDECAT

Las áreas financiera y de recursos humanos, que se manejan en Buenos Aires, serán trasladadas a Catamarca. Comenzaron a definirse las obras para atender los problemas del centro capitalino.
Luego de la primera reunión del nuevo directorio de EDECAT, tras la intervención de la Provincia, comenzaron a definirse cuestiones sobre cómo quedará la estructura de la distribuidora, cuyo directorio y gerencia general están comandados por dos de los directores designados por el gobernador Eduardo Brizuela del Moral. En el encuentro del viernes, se decidió concentrar la administración en Catamarca, para lo cual se trasladarán las áreas financieras y de recursos humanos, que hasta ahora funcionan en Buenos Aires. Esto permitiría a la intervención oficial tener el control de todos los aspectos del funcionamiento de la empresa, como paso previo a una eventual nueva licitación o a una reestatización.

Justamente las autoridades de Obras y Servicios Públicos aseguran que la gestión a cargo de directivos nombrados por el Ejecutivo será temporal, hasta que se decida cómo seguirá la prestación.

En lo que respecta al personal, las únicas definiciones que hay hasta el momento es el reemplazo de Marcelo Crismanich del máximo nivel de conducción administrativo de la firma, cargo que ahora ocupa el ex diputado Pablo Gaffet. Crismanich, a su vez, estaba en forma interina luego de la renuncia de Alberto Kozicki. En cuanto al directorio, la presidencia quedó en manos de Oscar Andreatta, quien trabajaba junto a Rafael Assante en la Subsecretaría de Servicios Públicos, y como vice Sergio Díaz, un ex asesor legal del ENRE.

Sobre los otros cargos, por el momento fueron confirmados, aunque están sujetos a revisión en una nueva reunión del directorio. Precisamente, habría un compromiso de hacer un encuentro mensual, y en el próximo podría haber nuevas definiciones sobre el tema.

También se leyó un informe sobre el estado de las cuentas de la empresa y se avanzó con las cuestiones legales para que los nuevos directivos puedan operar con las entidades bancarias.

Una de las cuestiones que se abordó el viernes fue el plan de obras que será necesario poner en marcha para afrontar inconvenientes en el servicio, sobre todo en el centro capitalino, área que fue considerada crítica.

En la última semana, el casco céntrico y sobre todo el microcentro fueron afectados por cortes prolongados y bajones de tensión, que ocasionaron muchos trastornos sobre todo en comercios, entidades bancarias y oficinas gubernamentales.

Esto motivó que el ENRE interviniera y confirmara que habrá nuevas sanciones por mala calidad.

Andreatta, en su rol de técnico, será el encargado de coordinar con Assante los trabajos más urgentes, algunos de los cuales están contenidos en el plan director que venía ejecutando EDECAT y que por el momento quedó en suspenso.

Comentá la nota