El Concejo trata otra brasa caliente

Tiene en agenda para el jueves debatir la concesión del Abasto, una medida de Giacomino que resisten los municipales.

Luego de cerrar una semana en la que quedó convertido en escenario de la ira del gremio de los municipales, el Concejo Deliberante se prepara para tratar otro proyecto resistido con fiereza por el Suoem: la concesión del Mercado de Abasto. La iniciativa, impulsada por Daniel Giacomino, consiste en un convenio por el que el Ejecutivo cede la administración de la recaudación del Abasto por dos años a la cooperativa de puesteros Mercoop.

La entidad tendrá la potestad de cobrar las tasas y alquileres vigentes en el complejo, asumiendo su gestión económica; y deberá realizar una serie de obras de mejoras.

El proyecto viene detonando protestas de parte de los empleados municipales que trabajan en el lugar –suman 27–, cuya resistencia a la iniciativa es apoyada por el Suoem. El tema mereció asambleas días atrás, incluso en el marco de la conciliación obligatoria vigente para el gremio y el Ejecutivo.

Los trabajadores la califican de "privatización", y aseguran que la intendencia está promoviendo el desmanejo del centro para abonar el terreno de su pase a gestión privada. El contraargumento del Ejecutivo es que el Abasto gasta por mes unos 15 mil pesos más de los que recauda, y que poner su manejo en manos de Mercoop permitirá revertir ese resultado.

El tratamiento del convenio fue votado hace 10 días con "preferencia de dos sesiones" por la incipiente "mayoría" que articularon los bloques giacominista, olguista, radical, del PJ y el independiente Fernando Masucci. Eso implica que debe ser tratado el jueves en sesión.

"El martes será analizado en la comisión de Servicios Públicos, y la idea es consensuar su despacho. El jueves irá a la sesión", confirmó Juan Manuel Rodríguez, edil giacominista. El concejal reconoció que será especialmente necesario –más luego de los episodios violentos del jueves– garantizar que el debate pueda realizarse sin alteraciones.

Hasta ahora, al apoyo seguro al proyecto proviene de los cuatro concejales que responden al intendente, debido a que oficialmente el resto de los bloques no adelantó postura. El que sí rechazaría la iniciativa es el Frente Cívico.

Trascendió que la presidencia del cuerpo analiza si la iniciativa debe ser considera una "privatización" a los fines de su trámite legislativo, y por tanto requeriría de aprobación en doble lectura y audiencia pública.

Por su parte, Alfredo Núñez, delegado del Suoem en el Abasto, aseguró: "Seguro que no nos vamos a quedar quietos y vamos a pelear esta situación. Vamos a dar pelea, el gremio nos respalda".

"El Ejecutivo muy hábilmente está usando el marco de la conciliación para avanzar en temas que antes no pudo. En este caso, eso es prueba de que teme debatir", dijo.

Y cuestionó al edil Rodríguez por su vínculo con Mercoop, entidad que presidió.

"Se violó la conciliación"

El conflicto planteado por el Suoem al intentar impedir con violencia que el Concejo Deliberante sancione las normas de tope al gasto salarial y regulación de servicios esenciales tendrá continuidad el lunes, cuando el gremio y la intendencia vuelvan a verse las caras en el Secretaría de Trabajo.

A esa audiencia, pautada en el marco de la negociación que ambos mantienen bajo el paraguas de la conciliación obligatoria, el gremio llevará la acusación de que el Ejecutivo "violó" la tregua impuesta por Trabajo. "Vamos a pedir que la Secretaría defina qué alcance tiene la conciliación, porque las dos ordenanzas que se aprobaron regulan temas que estamos discutiendo en Trabajo, y que deberían seguir tratándose allí. La intendencia violó eso al promover su aprobación", señaló Damián Bizzi, vocero del Suoem.

Guillermo Luque, secretario de Gobierno municipal, negó este argumento: "Los proyectos fueron anunciados por el intendente antes de que se dictara la conciliación, tienen efecto a futuro, no contradicen ningún punto del acta que estamos discutiendo en Trabajo y encima aprobarlos fue una decisión del Concejo".

Según dijo, la intención del Ejecutivo es seguir intentando un acuerdo salarial el lunes, y reiteró la última oferta realizada por el Ejecutivo: 250 pesos no remunerativos este año, y su blanqueo en marzo de 2010.

Comentá la nota