El Concejo todavía no sabe qué hacer con el 4%

Mientras el intendente Francisco Torroba, como el resto de sus pares de la provincia, se resiste a afrontar con recursos propios el nuevo aumento del 6% dispuesto por el gobernador Oscar Jorge, en el Concejo Deliberante de Santa Rosa todavía no resolvieron qué hacer con el 4% de febrero. Los ediles del Frepam, el oficialismo, impulsan un proyecto de disposición que deja afuera del cobro a concejales y funcionarios del CD, pero el PJ considera que estos últimos sí deben percibirlo.

El asunto debe ser resuelto por la Comisión de Labor Parlamentaria, la cual está integrada por el presidente del cuerpo, el viceintendente Guillermo Di Liscia (Frepam) y los titulares de los bloques del oficialismo, la radical Cristina Requejo, y la oposición, el justicialista Rubén Santillán. El lunes se reunieron pero no llegaron a un acuerdo.

Aguda crisis.

El proyecto oficialista hace hincapié en la "aguda crisis económica financiera del municipio" como argumento para "limitar el alcance" del aumento. Añade además que el Departamento Ejecutivo exceptuó expresamente del incremento salarial a los funcionarios de la Administración Pública Municipal que se encuentran bajo su órbita. En la parte resolutiva, los frepamistas disponen dejar afuera del aumento a los concejales y funcionarios designados por el Concejo Deliberante.

En cambio, el Partido Justicialista presentó un proyecto de ordenanza que, en su articulado, resuelve: autorizar al intendente a incorporar, liquidar, descontar y destinar a rentas generales, el importe neto resultante del aumento del 4% a los doce concejales; y autorizar al Ejecutivo a pagar el incremento cuando las finanzas municipales lo permitan, con fondos propios (como en este caso) o cuando ingresen partidas de Provincia o Nación.

De acuerdo a la iniciativa opositora, los funcionarios del Concejo cobrarían el 4% pero no los ediles; mientras que según el proyecto del Frepam, no lo percibirían ni unos ni otros. El funcionariato del deliberativo está compuesto por los secretarios de bloque, los auxiliares y asesores de cada bancada. Una alta fuente del CD afirmó que el monto que se ahorraría la comuna al no pagarle la suba a éstos y a los ediles rondaría los 8 mil pesos mensuales, es decir, casi 100 mil pesos anuales.

Nueva reunión.

Esta semana, Labor Parlamentaria volvería a reunirse para tratar la situación. La intención de sus integrantes es llegar a un consenso para que el proyecto que surja de la negociación pueda ser aprobado en la sesión ordinaria de este jueves.

En cuanto a los trabajadores municipales, el Ejecutivo municipal terminó de liquidarles el 4% retroactivo a febrero con la última liquidación de sueldos. Cabe recordar que, a diferencia de la gestión de Carlos Verna en la provincia (2003–2007), el gobernador Oscar Mario Jorge decidió que las comunas que adhieran a los incrementos salariales que dispuestos desde el Centro Cívico, afronten esa mayor carga salarial con recursos propios.

El viernes, el gobierno provincial anunció a los gremios estatales que otorgará una nueva suba, esta vez del 6 por ciento. Los intendentes se resisten a adherir, si Provincia no les gira los fondos para hacer frente al aumento. Jorge dijo que podría ayudar a las comunas –no dijo cómo–, pero no costear totalmente cada incremento.

Comentá la nota