El Concejo sólo recibió un borrador del pliego de licitación de transporte

El Concejo sólo recibió un borrador del pliego de licitación de transporte

El verdadero pliego aún se encuentra en trámite en el Ejecutivo. Por lo tanto la documentación recibida no podrá ser considerada para poner en marcha el trámite de licitación.

El anteproyecto del Ejecutivo no plantea cambios en los recorridos ni modificaciones en el esquema de líneas existente.

El pliego para licitar el servicio de transporte público de pasajeros que la gestión del intendente Carlos Arroyo acaba de presentar ante el Concejo Deliberante no podrá ser votado por los concejales debido a que por tratarse de un anteproyecto, no reúne las condiciones para ser sometido a un tratamiento legislativo.

Por lo tanto, luego de tomar contacto con ese material, los concejales llegaron a la conclusión de haber recibido un “borrador” respecto del cual no podrán tomar ninguna decisión que permita activar el demorado trámite de licitación.

En ese contexto, el presidente del cuerpo, Guillermo Saenz Saralegui, se vio obligado a redactar ayer una nota para aclarar que el proyecto definitivo aún sigue en trámite dentro del Departamento Ejecutivo y que por lo tanto todavía no llegó al Concejo Deliberante.

No obstante Saenz Saralegui puso las “fotocopias” remitidas por el Ejecutivo a disposición de la comisión de Transporte y Tránsito para que sus integrantes puedan avanzar con su lectura.

En ese contexto, algunos concejales ya llegaron a algunas conclusiones, advirtiendo que la propuesta impulsada por el gobierno no resulta demasiado innovadora.

En ese sentido hubo quienes se mostraron decepcionados con un anteproyecto que “no plantea cambios en los recorridos” ni modificaciones en el esquema de líneas existente.

“Parece una copia del pliego actual, pero con algunos cambios muy pequeños”, le dijo a LA CAPITAL un edil que ya revisó los lineamientos generales de la propuesta.

Además, el hecho de que el Ejecutivo todavía no haya cumplido con la elevación del pliego provocó que ayer se acrecentaran las dudas sobre si el municipio podrá cumplir con el proceso de licitación en tiempo y forma para evitar una prórroga de los actuales contratos.

El pliego vigente, aprobado en el año 2005, establece que el período original de la concesión debe extenderse por 12 años, con lo cual la relación contractual con las actuales prestatarias vencerá en mayo de 2019.

El mismo pliego otorga la posibilidad de que el Ejecutivo conceda una prórroga por un nuevo período máximo de 3 años.

Pero para que eso sea posible Municipalidad deberá notificarles a las empresas “fehacientemente su voluntad” de adoptar esa medida con “seis meses de anticipación”.

Esto significa que si hubiera interés por conceder una prórroga la comuna tendría que comunicar esta decisión en el transcurso del mes que viene.

“Todavía no nos enviaron los proyectos de los pliegos y ahora sólo nos mandan borrador sabiendo que el mes que viene habrá que decidir si se prorrogan o no los contratos”, le dijo ayer a LA CAPITAL un concejal para el que resulta claro que la gestión de Arroyo no tendría interés en resolver la adjudicación antes del mes de mayo.

El trámite para que la comuna pueda concesionar el servicio consta de varios pasos cuyo cumplimiento demandará varios meses, entre los cuales figuran como mínimo la aprobación de los pliegos, el llamado a licitación, la evaluación de las ofertas, la adjudicación y finalmente, la firma de los nuevos contratos.

Coment� la nota