El Concejo recibió el reclamo de la Uocra y Empleados de Comercio

Dirigentes gremiales ocuparon ayer la Banca 25 para volver a pedir que sea revisada la regulación de los mini, maxi, súper e hipermercados. Aseguran que la norma favorece sólo a Toledo y que atenta contra los intereses de los obreros de la construcción.
Los concejales escucharon ayer los reclamos de la Uocra y del Sindicato de Empleados de Comercio para que revisen la ordenanza aprobada el 9 de octubre, en la que se regula la radicación de autoservicios dedicados a la venta de alimentos en el Partido de General Pueyrredon.

El tesorero del SEC, Juan Carlos Valentini, y el dirigente del gremio de la construcción y titular de la CGT local, Jorge Trujillo ocuparon la Banca 25 para exponer las razones por las que -consideran- la norma podría tener efectos nocivos sobre la economía y el comercio marplatense. Ambos gremialistas pudieron formular su planteo luego de que peligrara la realización de la sesión.

Es que los bloques de la oposición, que minutos antes habían realizado una conferencia de prensa para defender el contenido de la ordenanza, se sorprendieron al ver que la barra del recinto estaba ocupada por afiliados a la Uocra.

Ni bien algunos concejales se sentaron en sus bancas hubo cánticos, a partir de lo cual, el bloque radical abandonó el recinto, dejando al cuerpo sin quórum. Luego de varios minutos, finalmente se acordó que los sindicalistas tuvieran la posibilidad de ocupar la Banca 25 para que pudieran expresarse. El primero en hablar fue el mercantil Juan Carlos Valentini, quien denunció que la ordenanza sancionada semanas atrás por el Concejo beneficia "únicamente a una empresa, que es Supermercados Toledo".

Según el gremialista, el SEC en más de una ocasión "ayudó a Toledo" a sobrellevar una situación económica complicada y recordó que él mismo efectuó gestiones junto a las autoridades de la empresa ante la AFIP, para que "durante un año, a la firma se las que como agente de retención". Asimismo dijo que el gremio también colaboró para que Toledo obtenga un subsidio de 500 pesos por trabajador lo que -según explicó- representa una suma de 13, millones de pesos por año, cifra "que pagamos entre todos los contribuyentes".

Velentini les pidió a los concejales que reconsideren la ordenanza y dijo que uno de los criterios a seguir, debería ser el de garantizar "que los consumidores puedan elegir libremente dónde comprar". Para el sindicalista, el Concejo "no debería cerrar la posibilidad de que sigan llegando inversiones a Mar del Plata" por lo que insistió con la necesidad de revisar la regulación aprobada recientemente "a través del diálogo y el equilibro".

Luego de eso tomó la palabra el dirigente de la Uocra, Jorge Trujillo, quien aseguró que la industria de la construcción se encuentra en un momento "difícil" por lo que su gremio espera con ansiedad la posible llegada de empresas dispuestas a invertir en la ciudad. "En un mes habrá unos 1300 compañeros en la calle y esta ordenanza no nos ayuda. Por eso les pedimos a los concejales que hablen y se pongan de acuerdo porque simplemente pedimos trabajo y eso es algo que no puede molestar a nadie".

Comentá la nota