El Concejo, a punto de parir el bloque G

Tres concejales del Frente Cívico evalúan dejar el bloque para constituir una bancada giacominista. Acusan a los juecistas de retacearles información.
El trío de concejales fieles al intendente Daniel Giacomino evalúa apartarse del bloque de ediles del Frente Cívico y Social, sobre todo, porque acusan a sus pares de "retacearles información" legislativa a la bancada y al Ejecutivo. El alejamiento del bloque, principalmente integrado por juecistas, está latente entre los seguidores del actual titular del Palacio 6 de Julio como una decisión post elecciones legislativas.

En 2007, el juecismo-giacominismo había conseguido 16 bancas en el Concejo Deliberante, pero las diferencias entre unos y otros se evidenciaron con los primeros chispazos entre el ex intendente y su sucesor. Sin embargo, los ediles del Frente que no están próximos a Juez –María Virginia Pagnanini, Gustavo Barrionuevo y Juan Manuel Rodríguez– analizan como una posibilidad concreta solicitar al viceintendente Carlos Vicente la creación de una nueva bancada.

Los giacoministas entienden que no existe mayoría en el Concejo Deliberante y que, por lo tanto, ellos son los ediles oficialistas que quieren defender el programa de gobierno de Giacomino. Por esa razón, el quiebre definitivo venía en estudio y fue pensado para después de las elecciones legislativas. Este año, el primer encontronazo se dio en marzo cuando los juecistas coparon todos los cargos principales del cuerpo legislativo (se quedaron con la Presidencia de la bancada, liderada por la crítica a Giacomino, Graciela Villata). Los cruces siguieron en las sesiones y también en las reuniones de bloque, en las que –según denuncian los ediles G– no se les informa sobre cómo actuará el bloque en las sesiones.

"Estamos discutiendo el apartamiento. En la última reunión del bloque que participé no se habló sobre lo que después ocurrió en la sesión. Está claro que no hay voluntad alguna por parte de ellos de calmar las aguas después de las elecciones, y, si se profundizan las diferencias, estamos analizando abrirnos porque nosotros defendemos el programa del intendente", expresó Barrionuevo. "Nosotros no estamos bajo la luz de Vicente (para autorizar el bloque) porque su papel es administrar el Concejo", agregó.

La concejala Pagnanini coincidió en denunciar que los juecistas no les comunican todas las decisiones del bloque y que se aprueban resoluciones que, luego, "no son informadas al Ejecutivo". "Sigo insistiendo en que, indudablemente, ya pasadas las elecciones se necesita una representación partidaria. Por eso estamos analizando (la separación)", explicó Pagnanini. "Por ejemplo, teníamos una ordenanza importante del Consejo de Protección Integral de Niños y Niñas Adolescentes y todavía no se informó desde el Concejo al Ejecutivo para que arme una comisión", señaló la edil G.

Desde el seno del juecismo negaron que se les haya ocultado información, aunque sí dejaron entrever que Vicente no está dispuesto a permitir la creación de un nuevo bloque, por lo que se repetiría lo sucedido con Fernando Masucci, quien se fue del sector de Olga Riutort como independiente, aunque sin lograr una bancada propia. "La unificación de los taxis y remises, y el tema del cospel, tienen que estar planteadas por el giacominismo", insistieron desde el sector G.

Los tres mosqueteros de Giaco

Ediles G. El trío que defiende la gestión de Daniel Giacomino está conformado por María Virginia Pagnanini, Gustavo Barrionuevo y Juan Manuel Rodríguez.

Marzo de 2009. Los giacoministas pidieron cargos para representar al bloque, pero la presidencia quedó en manos de la ultra juecista Graciela Villata

Quiebre. Los concejales G analizan apartarse del Frente antes del tratamiento de ordenanzas claves, como la unificación o no de taxis y remises, y el proyecto de aumento del cospel.

Comentá la nota