El Concejo prohibió el sorteo de “lolas” en las fiestas de boliches riocuartenses

Contempla a cualquier concurso que otorgue prácticas quirúrgicas y la sanción sería de $50 mil.
La moda nacional de los sorteos de operaciones de bustos lo podrá llegar a nuestra ciudad. El Concejo Deliberante aprobó ayer una ordenanza que prohíbe la realización de cualquier tipo de concurso en el que se entregue como premio un tratamiento médico, implantes o prácticas quirúrgicas.

El proyecto presentado por la concejala del bloque Río Cuarto para Todos Viviana Yawny, determinó que los responsables de los boliches que llevaran a la práctica este tipo de sorteos serían sancionados por 500 unidades de multa (lo que equivale a $50.000). “Debemos pensar en el bien de nuestra población y proteger a aquellas personas que por el solo hecho de querer ganar un concurso puedan terminar afectando seriamente su salud”, indicó Yawny.

La concejala señaló que en este tipo de concursos se reduce a la persona en un “simple objeto de consumo”, y que con estas prácticas se ofende a los médicos profesionales “que desarrollan su labor en un marco ético y legal”.

Según indica la edil del bloque Río Cuarto para Todos, los sorteos de este tipo, como estrategia de marketing empresarial para atraer público a eventos nocturnos, intentan promover las intervenciones como “una simple práctica cosmética, siendo que conllevan los riesgos de toda cirugía”. “No hay que crear falsas expectativas en la población, ya que detrás de todo esto puede haber problemas, máxime cuando hay antecedentes de casos fatales, en personas que accedieron a este tipo de prácticas quirúrgicas”, indicó Viviana Yawny.

“Las graves consecuencias que puedan derivarse de esas prácticas, censurables desde todo punto de vista, ameritan que las autoridades tomemos las prevenciones que aconsejan las circunstancias ya que no se trata de objetos de consumo, sino del cuerpo con que cada uno vive, no se puede sortear la identidad corporal ni poner en riesgo la autoestima de las personas sin evaluar las consecuencias psíquicas de la operación”, dijo la edil.

Comentá la nota