El Concejo manifestó ayer su vocación democrática

Acto institucional en el deliberativo

Al conmemorarse ayer el 25º aniversario de la restitución de la democracia, el Concejo Deliberante de San Nicolás celebró ayer una sesión especial con la presencia del Intendente Carignani. Desde las distintas parcialidades políticas fueron pronunciados discursos de encendida defensa del sistema democrático.

Los concejales nicoleños se reunieron en la tarde de ayer en el “Soberanía Nacional” para conmemorar el 25º aniversario de la vuelta a la democracia. Los referentes de los distintos bloques y expresiones políticas pronunciaron discursos que tuvieron en común una férrea defensa de la democracia. La diferencia de matices estuvo en la reflexión del momento actual: los opositores deslizaron algún llamado de atención, los oficialistas achacaron a sectores de la oposición el manejo de discursos oscuros y oportunistas. Por otra parte, fue creada una comisión especial que generará acciones tendientes a apoyar espacios de debate y reflexión en torno al concepto de la democracia.

El encuentro tuvo lugar en la planta alta del Palacio Municipal, y a la de los concejales se sumó la presencia del Intendente Municipal Marcelo Carignani, quien se integró al estrado presidencial luego de abierta la sesión.

Fue un acto sencillo, y estuvo centrado en los mensajes comunicados por los referentes de cada uno de los sectores políticos que integran el Cuerpo. También pronunciaron sus discursos el Presidente del Concejo Deliberante, Mauricio Larroucau, y Carignani.

El primero de los discursos provino de la banca de Eduardo Morello, quien destacó especialmente los conceptos “unidad nacional, justicia social, liberación, pacificación”, y dijo que tales ideas “tienen que ser materia de concertación entre las fuerzas populares”.

“El conocimiento de la historia nos debe poner alertas, para no repetir los errores del pasado y no caer en las luchas y desencuentros fraticidas”, concluyó Morello.

El radical Fabián Gigli fue el encargado de pronunciar el segundo discurso de la velada, y realzó la figura de Raúl Alfonsín. “Muchos son todavía renuentes a reconocer lo que la historia seguramente enfatizará con el tiempo: que el período abierto en 1984 ha sido, en materia de derechos humanos, un jalón único y que ese mérito debe atribuirse al coraje cívico con que Alfonsín encaró la cuestión”, destacó Gigli, quien cerró su discurso pronunciando el preámbulo de la Consitución Nacional, a la manera de Alfonsín.

El último de los discirsos provenientes de la más manifiesta oposición fue el que pronunció Alicia Delaude. La de la Coalición Cívica advirtió que “en estos días debemos tomar conciencia de los aciertos y los errores cometidos para fortalecer aún más al sistema de vida democrático”, y enumeró algunos deficiencias: “Persistencia en prácticas antidemocráticas durante los procesos electorales en cuanto a falta de boletas, financiación de los partidos políticos, la ausencia de elecciones internas y de los tan reclamados debates entre candidatos”.

Más discursos

Alberto Teisseire, único miembro restante en la expresión política Partido de la Victoria, opinó que “es imperioso marcar hoy más que nunca un llamado a la unidad nacional, y local también, de encontrar entre todos los argentinos y vecinos las soluciones que no han llegado aun para otros, de plasmar las promesas incumplidas de la democracia”.

Desde el Frente para la Victoria, Antonio Cicchese también advirtió que “la democracia tiene algunas materias pendientes”, pero celebró enfáticamente el hecho de que “a pesar de todos los inconvenientes constitucionales, económicos, políticos y sociales, seguimos creyendo en este sisteme democrático”.

Por su parte, los justicialistas destacaron el rol que su partido jugó en torno a la recuperación de la democracia. El presidente de la bancada justicialista, José María Díaz Bancalari, recordó: “El peronismo acompañó permanentemente la institucionalidad y ante cualquier amenaza de regreso al pasado estuvo al lado del Presidente de la República, sin importar su color político, para que la Constitución fuera respetada y la vida de los argentinos no corriera peligro nunca más. Ya habíamos aprendido la lección. La división conduce al fracaso y la convivencia se torna imposible si el diálogo se interrumpe o no se desarrolla entre los actores fundamentales de la democracia, cuya caja de resonancia es el Congreso”.

En su discurso, Mauricio Larroucau hizo especial hincapié en la joven militancia peronista en los tiempos previos al ’83. “Este día trae a mi memoria los días previos al 30 de octubre del 83. Desde la perspectiva de mis 19 años queríaa saber que era eso de votar, de poder cambiar botas x votos. Nos sentíamos protagonistas de aquellos días, enarbolábamos como acto revolucionario entonar las estrofas de algún verso cantado por Silvio Rodríguez, por Pablo Milanés, por Atahualpa, Serrat, o la negra Sosa”.

El último de los mensajes que se escucharon fue el de Marcelo Carignani. El Intendente hizo hincapié en el aprendizaje que demostró el pueblo argentino al cabo de las desafortunadas experiencias previas a este período democrático. Recordó los casos de “los dos presidentes que en los últimos 25 años debieron abandonar el Gobierno antes de terminar sus mandatos”, y celebró que “a nadie se le ocurrió ir a golpear las puertas de los cuarteles, sino que cada uno pedía más y mejor democracia”.

Carignani opinó que “la Argentina recorre hoy ese camino”, y criticó a los portadores de “aquellos discursos que parecen venir del infierno, que vaticinan crisis, caos, muerte y hecatombes, y lo único que buscan son resultados que los favorezcan para hacerse cargo del poder”.

Comentá la nota