El Concejo interpeló a Grau por la seguridad en el tránsito

El Concejo Deliberante interpeló anoche a Mariano Grau sobre la seguridad en el tránsito, iniciativa aprobada por el cuerpo a raíz de la colisión ocurrida hace 10 días en calles 2 y 27 en-tre dos vehículos, en la cual fallecieron dos niños, otro resultó con lesiones graves al igual que dos mayores.
El Intendente eludió algunas respuestas puntuales, reconoció que "siempre puede hacerse más" por el tránsito y aludió a algunas estadísticas, enfatizando que 25 de Mayo tiene un bajo porcentaje de accidentes, y respecto a las muertes, detalló que en la ciudad cabecera hubo una en 2004, igual número en 2005 y 2006, ninguna en 2007, 4 en 2008 y 3 en lo que va de este año.

Se jactó el mandatario del cuerpo de inspectores, de la labor de acompañamiento de la policía y destacó que "se ha avanzado, quizás no lo suficiente" en señalización, construcción de reductores de velocidad y control del tránsito.

Uno de los datos más relevantes de la sesión lo aportó el edil oficialista Mario Montecchia, quien apeló al archivo y, asegurando que se convocó a la extraordinaria por la reciente tragedia, remarcó que no debería hacérselo responsable a Grau por el hecho, pues el "lomo de burro" en 2 y 27 fue quitado merced al pedido de una ordenanza realizada en 2004 por el Justicialis-mo y votada afirmativamente por algunos concejales que aún ostentan la banca.

Al cierre de esta edición -habiéndose registrado sólo un momento de tensión cuando el jefe comunal habló luego que lo hi-ciera Nicolás Lasa-, continuaba la sesión y estaba usando la pala-bra Federico Tonelli, de Unión Pro, que reclamó -al igual que los peronistas Gloria Argañaraz y Guillermo Méndez- por el cumpli-miento de las leyes, sosteniendo que Grau no es responsable del accidente, pero sí de no hacer cumplir muchas normas e instó a que la fatalidad haga reflexionar, que todos hagan su la-bor con eficiencia y se trabaje por la problemática (amplia infor-mación en próxima edición).

En otro orden, sobre el estado de los accidentados, Luciana Pereyra fue dada de alta y ayer visitó en el Hospital Garrahan a su hija Solciré, quien evoluciona del traumatismo de tórax y se le retiró la asistencia mecánica respiratoria. Iván Casas continúa internado en el Hospital Unzué debido a una infección en la herida quirúrgica.

Comentá la nota