En el Concejo está el candado del juecismo

En el Concejo está el candado del juecismo
Desarrollistas advirtieron que “hay un ingrediente político” en el tema y reclamaron más diálogo para buscar un acuerdo.
Si alguien esperaba una sorpresa al mediodía de ayer en el Concejo Deliberante de Córdoba, no la hubo.

La mayoría de los ediles del Frente Cívico recibió a una delegación de la Cámara Empresaria de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc) y le notificó que no cambiarán las normas para construir en lo que hoy es la Casa de Gobierno y el ex Instituto Pablo Pizzurno; si esta postura no cambia, frenarán el proyecto del Gobierno provincial de vender esos predios y financiar la construcción de un centro cívico. Los desarrollistas admitieron la potestad del Estado –en este caso, la Municipalidad– para resolver en ese tema, aunque pidieron diálogo en busca de consenso. Y advirtieron que las peleas políticas no deberían interferir en las decisiones.

Los concejales del Frente Cívico evitaron criticar al intendente Daniel Giacomino, quien apoyó la iniciativa del Gobierno provincial sin decirles nada a ellos, aunque ratificaron con firmeza el rechazo.

Al encuentro en el bloque juecista asistieron 10 de los 16 ediles del oficialismo: la presidenta de la bancada, Graciela Vilatta, Marta Juárez, Laura Ortiz, Alejandra Del Boca, Marcela Ibáñez, Sandra Trigo, Susana Frossi, Oscar Arias, Fernando Machado y Virginia Pagnanini. Esta última es la concejal más cercana al intendente Giacomino, pese a lo cual comparte la estrategia de la bancada mayoritaria.

La delegación empresaria estuvo encabezada por Horacio Parga, titular de la Ceduc e integrada también por Roque Lenti y César Martínez, entre otros.

Durante la reunión, los concejales plantearon la postura de no cambiar la normativa de edificación en la Casa de las Tejas y el ex Pizzurno, que son "áreas institucionales", por lo que no permitirán que se construyan edificios. Esto torna inviable al proyecto de venta tal como está.

En general, y con diferencias de matices, los ediles manifestaron voluntad de conversar sobre la idea del centro cívico, pero siempre sobre la base de no vender esos predios.

De los seis ediles frentistas que faltaron –la mayoría está de vacaciones– Teresa Saravia dijo a este medio desde Jujuy que está en la misma postura de los 10 que asistieron a la reunión de ayer. Los otros no se expresaron abiertamente, aunque Gustavo Barrionuevo no tendría definida una posición. En cualquier caso, hay una mayoría clara por el "no".

Anoche, el gobernador Juan Schiaretti dijo que el tema del uso del suelo en la zona de Casa de Gobierno es una facultad municipal y que él no opinará sobre la cuestión.

Rechazo. Al término del encuentro, Vilatta fue contundente al ratificar que las Tejas y el ex Pizzurno deben seguir como áreas institucionales, y propuso que si la Provincia se quiere desprender de ellos, sean cedidos a la Universidad Nacional (UNC) "para que amplíe su oferta educativa".

Trigo fue menos contundente. Dijo que el tema no fue debatido oficialmente por la bancada y que los 10 ediles presentes no podían definir por los 16 del bloque. No obstante, subrayó que "a nivel personal" no apoyará un cambio en la normativa porque esos terrenos "son área institucional. El Gobierno no puede hacer torres".

Tanto Trigo como Vilatta restaron importancia al hecho de que Giacomino tenga una opinión distinta y aseguraron que e l intendente no les informó nada cuando habló del tema con el gobernador Juan Schiaretti. "Me gustaría que nos dijera su posición a nosotros, no enterarnos por los medios", dijo la jefa del bloque. Trigo manifestó que el intendente "tiene derecho a opinar", aunque entendió que la ciudad tiene otras prioridades como las cloacas, los desagües, la recolección de residuos o el transporte.

Diálogo. Por su parte, durante la reunión los desarrollistas se mostraron respetuosos del derecho de los ediles a resolver, pero advirtieron que la ciudad crece, que hay que construir y que se debe dialogar para buscar acuerdos que beneficien a todos.

En diálogo posterior con la prensa, Parga dijo que los desarrollistas quieren "un diálogo más profundo y fructífero" con los concejales, "no para cambiar la visión de ellos sino para enriquecerla". En esa línea, señaló que a través de las conversaciones quizá puedan alcanzarse acuerdos "porque la cuestión no es todo o nada. No es blanco o negro y tal vez con el diálogo se puedan alcanzar los grises y, en ese caso, van a ganar la ciudad y los cordobeses".

Admitió que la actividad de ellos "es construir y vender pero no a cualquier costo y en cualquier lugar" y que "se deben seguir los procedimientos correspondientes" que fijan las leyes. No obstante, advirtió: "Creemos que el tema tiene un ingrediente político importante, de ambos lados. No es ciento por ciento político, pero hay aspectos técnicos que no se están discutiendo. Daría la impresión de que (en la discusión) el tema es hoy más político que técnico".

Sostuvo que hay coincidencias en que hace falta una nueva Casa de Gobierno y que debe discutirse el sitio donde se construirá y cómo se financiará el emprendimiento ".

Comentá la nota