"El Concejo está alejado de lo que pasa en los barrios".

Así lo dijo Leandro Ferraro, primer candidato a concejal por Política Obrera, la expresión local del Partido Obrero. Plantean acercarse a las necesidades de los trabajadores de San Lorenzo y otros sectores que se encuentran con problemas. "Los trabajadores no deben pagar las consecuencias de este disparate que generó el capitalismo", afirmaron.
El Partido Obrero de Azul participará de las elecciones del próximo 28 de junio con la denominación de "Política Obrera". La lista de candidatos a concejales está encabezada por Leandro Ferraro.

El PO está en formación en Azul desde el año anterior y ha buscado aglutinar a otras fuerzas de izquierda, en el marco de una coalición anticapitalista.

Una de los problemas que la izquierda argentina ha tenido es el de no saber integrarse entre fuerzas afines. En Azul se ha tratado de superar esas discrepancias, sumando a militantes de diferentes sectores.

La idea es consensuar políticas pensadas desde el socialismo para oponer a los problemas locales.

"Entendemos que la crisis económica que está azotando a los pueblos en todo el mundo, está afectando a nuestra localidad. Hay conflictos laborales muy puntuales que se están agravando como Cerámica San Lorenzo, Papelera Azuleña, o Transportes Malvinas", señalaron desde el partido.

También hicieron referencia a la precarización del trabajo público, con los descuentos que suelen hacerse ante los días de huelga.

En el PO afirman que su presencia en Azul "recién empieza", ya que "las elecciones son nada más que una instancia de construcción, pero lo nuestro empieza para no acabar".

Leandro Ferraro señaló que en caso de ser electo concejal va a tratar de trabajar "para desburocratizar el sistema, sumar las asambleas barriales a las propuestas e incluirlas a las discusiones. Queremos estar más cerca de la gente, porque creemos que el Concejo está alejado de lo que pasa en los barrios".

En cuanto a los ejes de campaña, Ferraro indicó que se van a acercar a los trabajadores de la fábrica San Lorenzo, para interiorizarse de su situación. Lo mismo planean hacer con los empleados de Malvinas y recorrer los barrios de la ciudad.

También se plantea la creación de dinámicas de participación ciudadanas más "sinceras", ya que entienden que está en juicio la representación "y tenemos que ir a la construcción de otra forma de democracia".

El PO propone que sean los trabajadores quienes conduzcan su propia lucha, ya que muchas veces las burocracias gremiales no los representan fielmente.

"Las soluciones no pueden ser equitativas para ambas partes, porque la crisis no plantea ninguna relación de equidad. Ha sido generada por el capital, ya que estamos sufriendo las consecuencias del disparate económico que planteó este sistema y los trabajadores no son los que deben pagar las consecuencias", señaló el Partido Obrero.

Comentá la nota