El Concejo Deliberante trata de mediar en el conflicto municipal

Ayer el Concejo Deliberante ofreció un ámbito de mediación para acercar posiciones en el conflicto entre pasantes de la Municipalidad y Ejecutivo Municipal.
El presidente del Concejo César Raúl Álvarez sostuvo que no era necesaria una sesión especial, pero sí toda la atención de los miembros del cuerpo legislativo para buscar una salida a la situación. Por otra parte el concejal Roque Rueda (Propuesta Salteña) solicitó una reunión para escuchar el reclamo "elevado en estos días por un sector del personal de la Municipalidad en contra de la reglamentación del acceso a la planta permanente".

Rueda dijo que "muchos agentes se desempeñan desde hace años en figuras precarias que no se han contemplado en el procedimiento de regularización previsto por la Ordenanza 13.648, como es el caso de los pasantes, los planes sociales y los contratados por locación de servicios.". También el concejal Carlos Humberto Saravia (UCR) realizó ayer gestiones ante la conducción de ATE y el Concejo Deliberante, pero las iniciativas no habían prosperado por lo menos al cierre de esta edición.

El secretario general de ATE Vicente Marti aludió a las expresiones de funcionarios oficiales que atribuyen el problema a una diferencia que mantiene con el dirigente César Molina, distanciado de la conducción gremial y que conformó la Junta Interna, que avaló el decreto reglamentario de ingreso a la planta permanente.

" No se trata de diferencias; quieren llevar el tema para otro lado. El Ejecutivo Municipal incumple el Convenio Colectivo de Trabajo, lo usa para reglamentar el ingreso en los artículos 6,7,10, pero no en el 9, que determina que todo empelados con seis meses de antigüedad e idoneidad demostrada, debe ingresar a la planta".

Según Marti "pretenden descalificarnos diciendo públicamente que son 30 o 40 personas, como si importaran; hay una abierta violación al Convenio Colectivo y nada más y se preguntó cómo es posible que haya plata para pagar cifras de más de un millón de pesos a empresas desmalezadoras, que no se sabe bien a quién pertenecen, peor no hay fondos para afrontar gastos de personal que hace años trabaja en el municipio".

Comentá la nota