CONCEJO DELIBERANTE Rosa negó la aprobación del Presupuesto tal cual está

Desde que el meonismo se hizo cargo de la Municipalidad, la distribución de los recursos asignados en los sucesivos presupuestos de la comuna fue factor de arduas polémicas y discusiones entre el oficialismo y la numerosa oposición que puebla el Concejo Deliberante. Y este año no parece haber lugar para excepciones.
Más allá de que en la definición del asunto juegan un papel importante el voto de los mayores contribuyentes y alguna que otra negociación que, a escondidas, pueda haber entre el gobierno local con algún concejal “suelto”, la aprobación del mapa económico-financiero presentado por el Departamento Ejecutivo para el año que viene no será una misión fácil para el Intendente y sus colaboradores.

Por lo pronto, mientras se desconoce la fecha para tratar el tema en el Salón Rojo (el período de sesiones ordinarias finaliza el 10 de este mes, aunque seguro habrá una prórroga hasta el 30), algunos actores del cuerpo parlamentario ya expresaron advertencias concretas sobre la conformación del proyecto presupuestario.

Entre esas voces resuena la del presidente del interbloque del Frente para la Victoria-Polo Social, Andrés Rosa. “Creemos que el Ejecutivo debe revisar este proyecto de presupuesto (contempla la ejecución de 82 millones de pesos). Entendemos que fue hecho a desgano, que tendría que ser confeccionado de nuevo porque así como está no lo podemos aprobar”, avisó el edil en charla con La Verdad.

A la hora de justificar sus consideraciones, Rosa puntualizó que los gastos en personal totalizan $ 38.628.000, el equivalente al 47 por ciento del presupuesto, cuando hasta al año pasado representaba un 36,5.

“Públicamente se ha manifestado que no está contemplado el aumento de los empleados, por lo que el presupuesto debe tener presente esa variable porque si no vamos a postergar la solución de un problema que vamos a tener en marzo por imprevisión o impericia”, opinó.

Asimismo reveló que los gastos corrientes constituyen casi el 90 por ciento, las inversiones en obras públicas es del 4 por ciento, “menos de la mitad de lo asignado el año pasado”.

“Por lo general se dice que en épocas de crisis no hay que aumentar impuestos porque es contraproducente y sí alentar el empleo a través de la obra pública”, agregó.

Rosa indicó que “también tienen previsto subir un cincuenta por ciento en concepto de habilitación de comercios e industria, o sea que prevén una mayor actividad comercial cuando la realidad no invita a ser optimistas. Algo similar ocurre con el derecho de construcción, para el que se impulsa un aumento del 42 %”.

El ex candidato a intendente anticipó que “si bien lo estamos analizando con nuestros economistas, tal como está armado no vamos a aprobar este proyecto”.

Menos enfáticos que Rosa, los bloques del MID y la Coalición Cívica comulgan en gran parte con las múltiples observaciones que genera la propuesta oficial.

“Aumentar las tasas un 40% es un disparate”

Rosa también habló del proyecto de Ordenanza Fiscal Impositiva emanado del Ejecutivo, una herramienta que debe ser tratada antes y con dictamen favorable para dar paso al debate sobre el presupuesto.

“Rechazamos de plano la posibilidad de aumentar un cuarenta por ciento las tasas, impulsar una suba de ese tipo es un disparate”, sentenció el concejal.

A su entender, la manera de enfrentar un proceso recesivo no puede ser con más aumento de impuestos.

Para reforzar su teoría puso el ejemplo de municipios que tienen el rótulo de progresistas, como Rosario o Morón, que han lanzado un paquete de medidas de acciones concretas para fomentar la producción, el consumo y el empleo en el actual momento de crisis.

“Acá hace falta elaborar un programa con los principales actores de la economía local. La mirada tiene que ser totalmente opuesta a lo que nos presentó el Ejecutivo”, recomendó.

Comentá la nota