El Concejo Deliberante realizó un balance de su labor parlamentaria

Desde el organismo municipal destacaron que durante el año 2009 se aprobaron 123 ordenanzas, 111 resoluciones, 30 minutas de comunicación, 13 decretos y 2 declaraciones.
El Concejo Deliberante de la Capital presentó un informe de la tarea parlamentaria de los concejales que componen el organismo deliberativo durante el año 2009 que se fue.

El informe oficial señala: "El trabajo de los concejales dejó este año un saldo de 123 ordenanzas aprobadas, como así también 111 resoluciones, 30 minutas de comunicación, 13 decretos y 2 declaraciones".

En el caso de las ordenanzas es muy importante tener en cuenta que se trata de las normativas que requieren mayor trabajo por parte del cuerpo, ya que para su sanción se debe contar con un dictamen de la comisión correspondiente.

Entre las ordenanzas más destacadas de este año se puede mencionar la creación del Banco de Tierras del municipio, la sanción de la ordenanza impositiva y la ratificación del convenio con la empresa que implementará el sistema de fotomultas en la ciudad. Mientras que en la última sesión se aprobó el proceso de digitalización del Concejo Deliberante y el municipio capitalino.

También existieron normas muy polémicas, como la sanción de la ordenanza que prohibía la "instalación de carpas de familias gitanas", medida que valió el cuestionamiento de la delegación local del INADI, que la calificó como claramente discriminatoria.

Resoluciones y minutas

En el caso de las resoluciones se trata de los mecanismos con los cuales los ediles les reclaman al Departamento Ejecutivo por alguna situación puntual que no se está cumpliendo o una ordenanza que se está violando.

Los reclamos estuvieron centrados en los problemas de recolección de residuos, alumbrado y también algunos inconvenientes con el servicio de transporte público de pasajeros que brinda la cooperativa Riojanos Limitada.

Además hubo muchos cuestionamientos referidos a la empresa que estaba cargo de la concesión del servicio de tratamiento final de los residuos, Draco, que finalmente dejó la concesión luego de 10 meses de estar instalada en la ciudad.

Mientras que en el caso de las 30 minutas de comunicación, la mayoría estuvieron destinadas a las empresas concesionarias del servicio público. Tanto EDELaR como Aguas de La Rioja fueron objeto de constantes reclamos por parte del cuerpo de ediles capitalinos.

Comentá la nota