El Concejo Deliberante de Pinamar cargó nuevamente contra Porretti

Difundió un dictamen de la Procuración General que respaldó su destitución como intendente municipal. "Pinamar no quiere más mentiras", argumentaron los concejales mediante un comunicado.

El Concejo Deliberante de Pinamar entró de lleno en la pelea electoral y en forma unánime defendió la destitución de Roberto Porretti como intendente municipal frente a la posición del ahora candidato a concejal de considerar sin fundamento su separación del cargo aprobada el año pasado. Los concejales emitieron un comunicado donde aseguran que el HCD "se compone de distintas fracciones políticas que competirán en las próximas elecciones, pero ésta declaración fue hecha como un solo bloque, y tiene la misma unanimidad institucional que comprobó los horrores de Porretti. El fundamento es muy simple: no toleramos más afrentas al pueblo, a la Justicia y al Cuerpo que integramos. Y Pinamar no quiere más mentiras".

Los ediles Leonor Di Maio, Horacio Errasquin, Enrique Giménez, Raúl Coria, Víctor Pardo y Araceli Pavón (todos allegados al actual intendente Rafael De Vito) con el consentimiento de los vecinalistas Juan Santoiani, Aquiles Linfante y Claudia Solino explicaron que "contestar chicanas es un esfuerzo que ya hicimos durante el año pasado y que está a la vista de todos. Por eso preferimos recordar sólo algunos puntos de la resolución emitida por la Procuración General que dictamina a la Suprema Corte de Justicia y que es el organismo que gobierna a todos los fiscales de la Provincia".

En ese marco, difundieron públicamente un dictamen firmado el 27 de febrero de este año por el Subprocurador General de la Suprema Corte bonaerense Juan Angel de Oliveira. En el mismo el funcionario judicial respaldó el accionar del HCD al sostener que "ha actuado dentro de los límites de la legalidad y la razonabilidad le imponen en relación a la destitución del intendente municipal". Indicó además que "de las consideraciones expuestas… que dieron lugar al enjuiciamiento político-administrativo del Sr. Roberto Martín Porretti entiendo que la decisión del Concejo Deliberante de Pinamar se sustenta en la valoración de graves inconductas que han quedado comprobadas en el ejercicio de la función desempeñada". Además, el informe aclara que "se ha apartado de su cargo a un funcionario cuya conducta comprometió la fe depositada por la voluntad popular en virtud de la comisión de faltas, con entidad y suficiente gravedad, que dan sustento a semejante determinación".

Entre los puntos del dictamen destacados por los ediles se indica que "su destitución es una sanción proporcionada a las faltas graves comprobadas por el HCD de Pinamar, el Concejo Deliberante cumplió con la ley al decidir por unanimidad su destitución, el actuar de Porretti perjudica los intereses de la Comunidad de Pinamar". Se agrega que "lo actuado por Porretti falseó la realidad y es un comportamiento que ignora la existencia de las competencias del Concejo Deliberante, lo que es un agravio irreparable, la gravedad de las faltas de Porretti hacen inconmovible la destitución decidida por el HCD de Pinamar".

Porretti ha recusado la destitución ante la Suprema Corte al considerar que no existen elementos para la aplicación de tal sanción. Incluso, consiguió apoyo del justicialismo local y tras ganar una interna se convirtió en el presidente del PJ. Bajo esa estructura armó una lista de candidatos y se presentará en las elecciones legislativas del 28 de este mes para ingresar al Concejo Deliberante.

Comentá la nota