Concejo Deliberante El gobierno local vetó el último cambio a la ordenanza de las antenas

Llegó al Deliberante el veto a la ordenanza de antenas, pero recién sería tratado el martes próximo. Aunque se sabe que a la oposición no le alcanzan los votos para rechazarlo. Más allá del debate legislativo, a los vecinos ya trabajan de cara a la nueva situación.
El Departamento Ejecutivo municipal bajó ayer al Concejo Deliberante de Quilmes, el veto a un artículo de la ordenanza de antenas, por el que debían ser relocalizadas todas las antenas que se encuentren emplazadas a 400 metros de Escuelas, Sanatorios y Laboratorios de Análisis. Si bien el gobierno en un primer momento aseguró que aplicaría la norma, reunión con sus concejales mediante, resurgió el criterio del rechazo. Ahora, ya oficializada, la objeción tendrá recién su ingreso formal al Cuerpo, en la sesión ordinaria del martes próximo.

Los dos tercios de votos, es decir 16 voluntades está fuera del alcance de los dos sectores. El oficialismo reunió nueve voluntades (dos propias; dos camañistas, y cinco anibalistas), Mientras que entre la oposición hasta ayer se anotaban quince votos. Uno menos de lo necesario. Son cuatro del ARI, cuatro del peronismo disidente; uno del gurzismo; dos gutierristas críticos y cuatro concejales del ahora desbandado bloque anibalo-villordista.

De esta manera, el veto ingresaría a su tratamiento en comisión, donde se produciría el debate de las argumentaciones del Ejecutivo a esta norma que resultaba sumamente restrictiva para las empresas de telefonía celular. La ordenanza conserva la misma redacción, con la que la empresa se disponía a colocar una antena en 12 de Octubre y Blas Parera.

Comentá la nota