El Concejo Deliberante está superpoblado

Desde la asunción de Adriana Reyes como presidente del Concejo Deliberante, ingresaron 110 nuevos empleados, completando un total de 308. El gasto en salarios ronda los 300 mil pesos mensuales, sólo en nuevos ingresantes. Todo un lujo en tiempos de crisis.
La política de Santa Cruz continúa generando debates y esta vez las miradas están puestas en el Concejo Deliberante que está superpoblado desde hace un buen tiempo.

En realidad, se trata de una oleada de ingresos que comenzaron con la asunción de Adriana Reyes como presidente del Concejo, allá por el 10 de diciembre de 2007.

Exactamente dos días después, se habría producido el primero de los 110 ingresos en un sector tan superpoblado como cuestionado en la capital de Santa Cruz.

El dato no es menor, teniendo en cuenta que el Concejo tiene actualmente un total de 308 empleados, casi duplicando los 170 que supo tener el mismo sector hasta fines del 2003.

Cualquiera que analiza con cierta profundidad los pocos beneficios que tiene el funcionamiento del Concejo Deliberante para la vida diaria de la comunidad de Río Gallegos, puede pensar que efectivamente sólo se trata de un descontrol total en el ingreso de personal.

Lo preocupante del caso es que ese ingreso descontrolado trae consigo un gasto en salarios que ronda los 300 mil pesos mensuales, lo que se suma al gasto por el resto de los empleados que ya estaban en el sector; en lo que significa una cifra poco feliz para los tiempos de crisis por los que atraviesa Río Gallegos.

El problema se magnifica en el intento por dilucidar claramente cuál es la productividad que tienen los cientos de empleados que terminan por saturar un sector que termina aportando más problemas que soluciones.

Esto sin contar la cantidad de asesores que tiene Adriana Reyes como presidente del Concejo Deliberante, donde son más de una docena las personas de las cuales se desconoce su aporte.

A decir verdad, los ingresos de personal al Concejo Deliberante parecen un perfecto ejemplo de aquella frase que indica que "cantidad no es calidad".

Comentá la nota