"El Concejo Deliberante es la escribanía de Bruera"

Si bien la última sesión del deliberativo local transitó por carriles demasiado tranquilos, hubo un proyecto que pasó al Orden del Día de la semana que viene, y que será aprobado por el oficialismo, previo debate que seguramente será muy ríspido. Se trata de la Ordenanza que le permite al Ejecutivo tercerizar el cobro de tasas por derechos de publicidad, propaganda y uso del espacio público.
Más allá de los roces que generó la propuesta del ejecutivo dentro del propio bloque oficialista, en la oposición ya tildaron de "privatizadora" la propuesta, asociándola directamente con la política neoliberal de los ´90.

Uno de los más vehementes a la hora de las críticas es Oscar Negrelli, quién en diálogo exclusivo con Agencia NOVA aseguró que "se trata de un proyecto netamente privatizador. Hay una gestión que tiene un absoluto desdén por el trabajador municipal, una gestión que llegó sin una preparación adecuada, y que tiene un grupo de funcionarios mediocres y desconfiados. Por eso se toma al personal municipal como enemigo político porque venía de la gestión anterior, ignorando que los trabajadores pertenecen al estado, no a algún partido político".

"Lo que ignoran es que un trabajador que durante 8 o 10 años viene realizando una tarea, puede marcar lo que se está haciendo bien y lo que se está haciendo mal. Y además se olvidan de que el Estado también contribuyó en la formación y en la capacitación de esos trabajadores municipales", continuó.

Al referirse directamente a la gestión del intendente Pablo Bruera, Negrelli aseveró que "se está conformando lo que yo llamo un Estado paralelo, tanto a nivel municipal como nacional. Es decir, el Estado como está no les sirve porque no les permite el sojuzgamiento político de la gente. En nuestra ciudad hay un grupo que ha tomado el poder por asalto, que viene por debajo de Pablo Bruera y de Mario Rodríguez, y ahí aparece la conformación de los negocios".

"El resultado concreto es que, por ejemplo, en el boletín oficial no aparecen los resultados de las licitaciones de las concesiones gastronómicas; no aparece a quien se le asignó la República de los Niños o el Jardín Zoológico; aparecen proyectos que generan la incorporación de sectores no estatales, como el de la privatización del cobro de tasas, cuando además se está generando mayor recaudación, y se conformó una base de datos de contribuyentes en base al trabajo de los propios empleados municipales. Es decir, se le sirve en bandeja un negocio a alguna empresa privada", aseveró.

Consultado sobre el papel del Concejo Deliberante en la actualidad, el diputado provincial electo aseguró que "hoy por hoy es una escribanía del Ejecutivo, con un oficialismo acrítico, que no le tiene miedo al ridículo ni al papelón, porque su cuota parte de poder no está ligada a la construcción en función de los intereses de los ciudadanos, sino a la forma de sobrevivir o hacer política sectorial. Los ejemplos más claros son los dirigentes del Movimiento Evita, o los concejales vinculados al gremialismo".

Así mismo, señaló que "el bloque oficialista está coaligado por lo que genera la caja política. Si no, no se explica, por ejemplo, el silencio de Pérsico y Castagneto con la traición clara de Bruera a Kirchner en las últimas elecciones, o cómo concejales que provienen de los gremios defienden los intereses de las empresas privadas en desmedro de los trabajadores".

Por último, Negrelli afirmó que hasta el 10 de diciembre el oficialismo conseguirá aprobar todo lo que se proponga, porque "consiguen la mayoría a través de la borocotización de tipos que llegaron a sus bancas a través de una lista que proponía un candidato a intendente diferente a Bruera. Por eso digo que, salvo excepciones como la de la última sesión de Lorena Riesgo, que se movió rápidamente para responder a un pedido de informes sobre la paralización de obras en el barrio "El Mercadito", no se discuten los verdaderos problemas de la gente, sino que se cumple con el mandato del intendente.

Comentá la nota