El Concejo Deliberante despide 2009 con una suba en el CISI

Los ediles capitalinos se aprestan a sancionar, en la sesión de hoy, una ordenanza en donde se establezca la suba en los montos que afectan a las contribuciones sobre los inmuebles.
El Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán cerrará hoy su año de sesiones con un paquete de medidas que afectarán el alicaído bolsillo de los ciudadanos a partir de 2010. Como principal disposición se efectuará el aumento en el CISI (Contribuciones que Inciden Sobre los Inmuebles) que rondará en torno de los 16 pesos.

De esta forma, cerca de 40 mil contribuyentes (que residan en el perímetro establecido por las cuatro avenidas), deberán hacer frente a una suba de 34 a 50 pesos bimestrales del mínimo imponible para el cobro de tal impuesto una vez que se apruebe y promulgue la ordenanza.

Además, los ediles capitalinos también se avocarán al tratamiento de una reducción del 2.8 por ciento al 1.8 por ciento en las alícuotas que son abonadas por las empresas de telefonía, en igual sentido se procederá a una disminución en los niveles tributarios de compañías de seguro, como así también entidades deportivas.

En otro orden, se avanzará en la homologación de una reducción en las alícuotas correspondientes al Tributo Económico Municipal que es calculado dependiendo del neto de operaciones efectuadas sobre medicamentos minoristas expedidos en las farmacias, en este sentido la merma en los índices de tasación serán del 3.3 por ciento al 0.55 por ciento.

Al parecer, el debate que despertará mayores objeciones por parte de los sectores opositores está referido a la temática vinculada con la cesión de manera directa de los derechos de explotación del predio Overa Pozo a la firma Servicios y Construcciones La Banda, que actualmente tiene a su cargo la funcionalidad de la planta de residuos Pacará Pintado. Lo que se reclama es la manera de la operatoria, ya que la adjudicación se realizará de forma directa, prescindiendo de un llamado a concurso para optar entre los mejores oferentes.

En esta instancia una Unión Transitoria de Empresas (UTE) ofreció la construcción y mantenimiento de una planta de acopio y tratamiento de los residuos con un costo total cercano a los 55 millones de pesos. Oferta que fue rechazada por el municipio. Mario Criado, administrador de Pacará Pintado realizó un cálculo de financiamiento que osciló los 50 millones.

Ante esto, y el pedido de explicaciones para fundamentar la razón de la operatoria, Ramón Santiago Cano, presidente tanto del Concejo como del Consorcio Metropolitano justificó la decisión al sostener que la extensión del lazo que los une con Servicios y Construcciones se debe al necesario cumplimiento del contrato vigente entre la empresa con el municipio de Yerba Buena, que finaliza, recién, en febrero del año 2012.

Comentá la nota