El Concejo definirá un cronograma para comenzar a tratar el presupuesto

El Concejo definirá un cronograma para comenzar a tratar el presupuesto
El secretario de Economía recordó que en 2009 no hubo aumentos de tasas. Justificó el incremento en la necesidad de afrontar mayores costos y financiar la fuerte demanda de prestaciones. No se contemplan más fondos para atender una suba de salarios.
La Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante se reunirá hoy para designar a sus autoridades y trazar un cronograma de trabajo para comenzar a analizar el proyecto del presupuesto 2010 y el contenido de las nuevas ordenanzas fiscal e impositiva.

Lo más probable es que el concejal de Acción Marplatense Santiago Bonifatti vuelva a ser designado como presidente del grupo de trabajo y que la vicepresidencia recaiga en la radical Vilma Baragiola.

La intención del oficialismo es la de establecer hoy las fechas de una serie de reuniones que la comisión mantendrá durante las próximas semanas con los funcionarios de las distintas áreas del Ejecutivo para empezar a analizar las previsiones económicas y financieras del municipio. Seguramente el primero en participar de esta serie de encuentros será el secretario de Economía y Hacienda Mariano Pérez Rojas.

El oficialismo pretende que el debate en las comisiones avance lo suficiente durante el período de sesiones extraordinarias para lograr que los proyectos sean aprobados en el transcurso del verano.

El cálculo de gastos y recursos diseñado por el Departamento Ejecutivo para este año asciende a los 1270 millones de pesos.

Como dato saliente figura un incremento en el valor de la Tasa de Servicios Urbanos (TSU) fijado en un 19% para el 75% de los contribuyentes y del 20% para el 25% restante. La suba fue diseñada en base a una actualización en algunas de las variables que se utilizan para calcular el monto de la tasa, entre las cuales figura el costo de los servicios que presta el municipio.

De este modo se dejó de lado una alternativa que el gobierno había analizado inicialmente, consistente en actualizar las valuaciones fiscales, adoptando las que la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA) aplica desde el año 2007 para el Impuesto Inmobiliario.

Aumento más moderado

El secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, explicó ayer a LA CAPITAL que si se hubiera seguido ese camino el incremento hubiera sido mucho más fuerte que el que finalmente se propuso.

"En su momento percibimos que si se hubieran actualizado las valuaciones fiscales aproximadamente 120 mil contribuyentes iban a sufrir aumentos del 40% y unos 20 mil, superiores al 100%", señaló. Para evitar un impacto semejante finalmente el Ejecutivo adoptó la decisión política de proponer una suba porcentual del 19% y el 20%.

Con esta medida la gestión de Gustavo Pulti calcula elevar en 29 millones de pesos el monto de las emisiones de la TSU respecto del año pasado.

Según Pérez Rojas, la suba fue promovida teniendo en cuenta que en el transcurso de 2009 la tasa no sufrió ningún tipo de variación respecto de 2008 y en base a tres criterios. "Uno de ellos es la necesidad de sostener financieramente las cuentas del municipio y el otro es que ha habido un importante incremento de costos en muchos rubros, como en sueldos o servicios", describió.

Por sólo poner un ejemplo, a fines de 2007 el contrato del servicio de recolección de residuos ascendía a 4,3 millones de pesos mensuales y ahora se incrementó a 6,8 millones.

El funcionario puntualizó que, en tercer lugar, la comuna tiene el desafío de sostener económica y financieramente el "incremento de la actividad registrada durante la actual gestión".

Según Pérez Rojas, en los últimos dos años el municipio elevó de manera significativa sus prestaciones, lo que se constata en la ampliación de las prestaciones médicas y la ejecución de obras de alumbrado o semaforización.

Los salarios del personal

Destacó que todo ello obliga a realizar una mayor inversión y a hacer las previsiones necesarias para su sostenimiento.

Un tema que seguramente generará controversias a lo largo del año, se relaciona con el hecho de que el proyecto del presupuesto no contempla el otorgamiento de un aumento salarial a los municipales.

El sindicato ya hizo un planteo al respecto, al que el gobierno trató de manejar con prudencia. Sobre este tema ayer Pérez Rojas recordó que en diciembre se concretó una suba del 7% en los haberes, por lo que consideró que lo más atinado sería abrir una eventual discusión al respecto recién en la segunda mitad del año.

Comentá la nota