El Concejo debatió cuatro horas sobre la antigüedad de los ediles

Fue porque el bloque de Acción Marplatense propuso renunciar al cobro de la bonificación. Las bancadas opositoras, en su mayoría, se opusieron. Y hubo un festival de chicanas y golpes bajos.-
En la última sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante debatió ayer durante casi cuatro horas sobre la antigüedad que deberían cobrar, o no, los propios ediles. Después de una discusión plagada de chicanas políticas, golpes bajos y denuncias cruzadas, un proyecto del bloque oficialista para renunciar a la bonificación fue rechazado por la oposición. Así, el cuerpo determinó que respetará la ley provincial que incluye el pago de la antigüedad para los concejales.

El bloque de Acción Marplatense pidió el tratamiento sobre tablas de su proyecto –que también incluía la donación del monto a entidades no gubernamentales- como moneda de cambio por la jugada que tenía preparada la oposición: el archivo del proyecto para instalar monederas en los colectivos de línea.

En ese contexto, apenas comenzó la sesión el presidente del Concejo, Marcelo Artime (AM), bajó a una banca para proponer el debate sobre la antigüedad, un asunto espinoso que el cuerpo había tratado de mantener en secreto durante meses. De hecho, la ley bonaerense data de fines del año pasado.

"Estamos absolutamente convencidos de que ya somos privilegiados por tener trabajo, por tener un sistema de salud, en muchos casos prepago, por poder enviar a nuestros hijos al colegio… Por eso pido un mensaje, un gesto hacia los vecinos", aseguró Artime, quien especificó que, en algunos casos, el pago retroactivo de la bonificación le costaría "entre 20.000 y 30.000 pesos" al Municipio.

"El trabajo de concejal es diferente a cualquier otro porque es una carga pública. Esta ley nos pone en tensión con la sociedad. Estoy convencido de que no nos corresponde cobrar la antigüedad", acompañó Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular).

En un primer momento, los únicos que pedían la palabra para hablar del tema eran los oficialistas o los que respaldaban la propuesta. Así, el jefe del bloque de Acción Marplatense, Héctor Rosso, y sus compañeros Santiago Bonifatti y Leandro Laserna acometieron contra el silencio de la oposición; sobre todo, el del bloque radical.

"Esperaba que hubiera muchas manos levantadas para hablar de esto", dijo Laserna. "Tenemos que llenar los vacíos que dejan otros. Nos gustaría saber qué opina el radicalismo, la Coalición Cívica, el socialismo…", apuró Bonifatti. "Esperaba que hubiera algunas bocas abiertas. No creo que haya antecedentes de que bancadas completas hayan quedado mudas", lanzó Artime.

La jugada oficialista, a esa altura, estaba clara: dejar expuestos a los opositores que estaban a favor de la antigüedad. El primero en anunciar esa posición fue Carlos Katz (Consenso Local). "Me parece un esperpento que traigan un proyecto a las tres de la tarde", acusó en alusión al proyecto oficialista. Recordó que el contador municipal, Roberto Arango, se había expedido en un informe a favor de la bonificación. "Que el presidente del Concejo diga que hay que gambetear la opinión del contador me parece patético y me preocupa desde lo institucional", disparó.

"No voy a renunciar (a la antigüedad)", lo siguió Leticia González, de Alternativa Social. "Como técnica legislativa, lo que se presentó deja bastante que desear. No entiendo lo que se quiere votar: un proyecto que le diga al intendente que no haga lo que tiene que hacer, que es cumplir la ley", achacó.

Ricardo Alonso (Unión Peronista) pidió permiso para abstenerse y recordó que los secretarios del Ejecutivo cobraban "el doble" que los concejales. La jefa del bloque de la UCR, Cristina Coria, habló de un "exceso de demagogia" del oficialismo. El también radical Fernando Rizzi lamentó "que un bloque se convierta en juez de la moralidad de sus pares", y tildó como "un atropello de tipo totalitario estalinista" la intención de decidir sobre los haberes de los concejales.

"Quizás done lo que me vaya a corresponder de la antigüedad, pero no voy a aportar a una caja para que haga política el oficialismo", atacó.

Otro radical, Nicolás Maiorano, anunció que estaba de acuerdo con la ley que otorga el beneficio a los concejales. "En todo caso, que cada uno decida lo que quiere hacer. La misma ley prevé los mecanismos para no cobrarlo", mencionó.

"Yo voy a cobrar la antigüedad. Hay concejales que tienen otro trabajo, yo no. La del oficialismo es una actitud fascista", opinó Guillermo Schütrumpf (Gen-Coalición Cívica).

El socialista Juan Carlos Cordeu y la kirchnerista Viviana Roca, ambos del Frente Nacional y Popular, también se sumaron a las voces a favor de la bonificación. En cambio, Verónica Beresiarte, del Frente para la Victoria, adhirió a "la necesidad de hacer un gesto de austeridad" ante los ciudadanos.

Aval al aumento para la recolección de residuos

La empresa recolectora de residuos, Transportes 9 de Julio, pasará a cobrar $ 6,8 millones por mes y percibirá un monto retroactivo de $ 6,3 millones a enero. La decisión la tomó ayer el Concejo Deliberante a partir de un proyecto del gobierno municipal.

La oposición podrá controlar las obras que pagan los vecinos

En una decisión resistida por el oficialismo, el Concejo Deliberante aprobó ayer un proyecto que permite al cuerpo aprobar o no las obras de contribución por mejoras antes de que el Gobierno las ejecute.

La iniciativa, redactada por el radical Nicolás Maiorano, involucra los trabajos de pavimentación y repavimentación de calzadas y la colocación de luminarias. Para la oposición, la revisión de los expedientes por parte del Concejo evitará que se produzcan conflictos por los precios de las obras, como los que se produjeron este año por las de iluminación.

"Estoy convencido de que este cambio apunta a que se retrase la inédita obra pública que viene desarrollando la gestión del intendente Gustavo Pulti", criticó el oficialista Santiago Bonifatti.

"Es falso el argumento que se utiliza para agregar este artículo: se dice que es para controlar mejor los pliegos, los precios, etcétera. Para cumplir esta misión pueden hacerlo a través de Internet o mediante pedido de informes", explicó.

Comentá la nota