El Concejo citará al secretario municipal de Obras Públicas

Para conocer el estado de situación de la ciudad ante el último temporal, el cuerpo legislativo aprobó un encuentro con el funcionario Roberto Porta.
También intentará, mediante una comisión, gestionar fondos para obras de desagües.

En la sesión de la víspera el Concejo Municipal aprobó por unanimidad una propuesta del edil Luciano Leiva -FPV- por la que se solicita una reunión con el secretario de Obras Públicas de la ciudad, Roberto Porta.

El objetivo del encuentro con los concejales, que se concretaría el lunes a la mañana, es brindar información sobre la situación hídrica en la ciudad como consecuencia del temporal. El texto de la norma establece como temas prioritarios: el estado del sistema de desagües pluviales y su funcionamiento en las últimas lluvias; obras realizadas y a realizarse; acciones de limpieza y desobstrucción de desagües y planes hacia el futuro inmediato y recursos disponibles.

A su vez, mediante una iniciativa de Héctor Acuña -SCC- se determinó la conformación de una comisión integrada por un miembro de cada bloque para gestionar fondos ante el gobierno provincial y nacional que se destinarán a obras de desagües. El Ejecutivo aportará al grupo el detalle de las obras e inversiones más necesarias, el costo de las mismas y aportes que la ciudad y la provincia pueden realizar.

"Como órgano de control del Ejecutivo tenemos que tener la actualización de la información de las obras que se están realizando y el estado de las estaciones de bombeo. También es necesario explicar las situaciones que se dieron en zonas que antes no se anegaban y ahora sí", mencionó Leiva durante la sesión para justificar su proyecto.

"Nos parece sano y corresponde porque sabemos que hay muchas dudas entre los concejales y hay también respuestas para muchas situaciones", aportó el oficialista Carlos Pereira.

Cruces intensos

Por su parte, Héctor Acuña fue menos medido que Leiva para argumentar su propuesta y disparó desde el principio: "Las expectativas que la gente tenía no se cumplieron. Tal vez si la inundación de 2007 no ocurría el resultado electoral no hubiese sido el mismo".

"La esperanza de la gente era no inundarse más", dijo el edil y apuntó lo mismo que Leiva "más allá de que cualquier ciudad con lo que llovió acá se inunda, es cierto que sectores de la ciudad que antes no se anegaban esta vez sí". Para Acuña, la gestión de Mario Barletta no está demostrando "voluntad de afrontar las obras hídricas" y señaló que de existir esa iniciativa, "se podían ejecutar obras de desagües y esperar que la Nación remita los fondos".

"Ni bien asumió Barletta este cuerpo pedía que el 50% de lo que se invierta en obra pública en la ciudad sea en obras hídricas. Hoy estoy seguro que eso no fue así", concluyó Acuña.

Carlos Pereira le respondió con datos publicados por el municipio en su página web. "La Municipalidad ha licitado desde enero de 2008 hasta la fecha obras hídricas con recursos propios, provinciales y del plan Promeba nacional por una cifra cercana a los 50 millones de pesos", dijo el edil oficialista y agregó que también se ejecutaron obras por administración.

A su vez remarcó que la Municipalidad gestionó durante dos años ante el gobierno provincial recursos para obras hídricas por 70 millones de pesos.

Por su parte, María Lastra -SFF- señaló que varias de las obras que mencionó Pereira fueron proyectadas y presupuestadas por la gestión anterior.

"Cuando el intendente se planteó como candidato y cuando asumió, el mensaje fue que la ciudad se inundaba por responsabilidad de los funcionarios anteriores y que tenían la solución", dijo Lastra. Sin embargo la concejala opositora se mostró conciliadora: "No le pido que resuelva cosas que sé que no puede resolver. Creo que hay que poner el tema sobre la mesa, hablar con la verdad y trabajar juntos en la búsqueda de soluciones".

En el mismo sentido que Acuña, la edil justicialista dijo que "hay acciones que permiten pensar que no se quieren solucionar estos temas como es la decisión de invertir tanto dinero en la Estación Belgrano, que es un bien del Estado nacional y no en obras hídricas".

Ante los dichos de sus pares, Pereira se ocupó de aclarar que el intendente nunca dijo durante la campaña ni después que la ciudad no se iba a volver a inundar. Para fundamentar sus palabras leyó parte de la plataforma política donde menciona como objetivo "mitigar el riesgo hídrico" y en el Plan Urbano se hace referencia a la "vulnerabilidad de la ciudad".

Próxima sesión

Ayer se pidió preferencia para tratar la semana que viene el proyecto que contempla la reubicación de los boliches. Según se pudo saber, la ordenanza contiene aproximadamente 20 artículos que regulan la relocalización y el funcionamiento de pubs y bares en la ciudad.

Otro de los temas que se abordaría durante el próximo encuentro es la solicitud de prórroga para la disposición final de residuos en el actual relleno sanitario.

Comentá la nota