El Concejo capitalino pospuso la sesión semanal

Sorpresivamente los integrantes del Concejo Deliberante capitalino decidieron no sesionar ayer. Si bien el orden del día no revertía temas de vital importancia para la comunidad, esa no fue la excusa para trasladar la reunión para la semana entrante.

Sin argumentos que respalden la decisión más que los artículos Nº39 y 55 del Reglamento del Honorable Concejo Deliberante, los ediles de capital se hicieron la “rabona”.

En tanto el documento manifiesta que “en virtud del acta de acuerdo de los señores concejales, donde convienen diferir la sesión de tablas del día 09 de octubre de 2008 para el día 16 de octubre de 2008. Conforme lo determina la Carta Orgánica Municipal y Reglamento, es facultad y atribución del Presidente del cuerpo dictar la presente resolución”.

Hace unas semanas atrás, el Concejo capitalino había sido el único cuerpo colegiado que funciona en la capital, que sesionó. Fue tras el feriado del Día de la Virgen de la Merced, que había sido un miércoles, jornada en que se reúne la Cámara baja. Lo curioso es que al día siguiente, momento en que se reúne el senado, el recinto permaneció cerrado por falta de quórum.

Durante esta semana fue la Cámara de Diputados la que no sesionó por esa misma situación. Pero aquí la excusa tenía motivaciones políticas, ya que debía tratarse el pedido de juicio político al ministro del Superior Tribunal de Justicia, Juan Carlos Codello.

En tanto, quedará a la espera de la sesión del próximo jueves el proyecto de ordenanza de los ediles Gustavo Valdés y Norberto Ast de declarar patrimonio de la ciudad los terrenos de la ex Quinta Ferro, actual sede del Gabinete Antropológico y Museo.

Comentá la nota