Si el Concejo aprueba la ordenanza sobre taxis podría levantarse el paro

Antes del inicio de la sesión del cuerpo deliberante celebrada ayer, los taxistas protestaron frente al edificio legislativo. Después se reunieron con el secretario de planeamiento y modificaron varios puntos de la iniciativa. Hoy se reunirían con concejales oficialistas. Las negociaciones podrían destrabar los paros planteados para los días 24 y 31 de diciembre.
En la jornada de ayer, un grupo de taxistas de la ciudad de Santa Fe llegó hasta la explanada del Palacio Municipal para solicitar a los concejales que se disponían a sesionar, la sanción de una ordenanza destinada a mejorar el estado de situación del sector. Vale mencionar que hace algunos días, los choferes del subsistema confirmaron que los días 24 y 31 de diciembre realizarán un paro en demanda de reclamos históricos.

El secretario general del Sindicato de Choferes de Taxi, Sergio Salva, informó que el pedido se basa en "un aumento salarial debido al deterioro de la canasta familiar", al que suman "bajar a 500 metros el viaje mínimo de $3 (actualmente es de 1.000 metros) y mantener la ficha en $0,25 (cada 130 metros)".

Cabe remarcar que para ayer estaba previsto el tratamiento del Mensaje Nº 82 en el Concejo que propone varias modificaciones a la ordenanza vigente que regula el servicio de taxis. Quienes desempeñan esa tarea renegaron de algunos puntos del texto y decidieron hacer oír su reclamo.

Pasado el mediodía, gran cantidad de autos bloqueó la circulación en las inmediaciones de la Municialidad y el Concejo. Con bombas de estruendo, los choferes manifestaron su bronca, y pasada la siesta despejaron la zona, después de que les prometieran un encuentro con autoridades.

Así fue que los recibió el secretario de Planeamiento Urbano, Arq. Eduardo Navarro, con quien dialogaron sobre la iniciativa. Alberto Scarpa, presidente de la Sociedad Radio Taxi, comunicó que "llegamos a un acuerdo por cuatro puntos que están incorporados al Mensaje pero aparecieron otros tres que no habíamos consensuado".

En ese marco encuadró al pedido para la instalación de un navegador satelital para que el cliente conozca el recorrido, medida que les parece "muy buena" a los taxistas pero, al mismo tiempo "impracticable porque con la inseguridad que hay tendríamos que comprar tres o cuatro por día de todo lo que nos van a robar". A esto sumó la posibilidad de cobrar por monedero "con lo que no estamos de acuerdo por el gasto que nos produce frente a la tarifa baja como está". Otro ítem reside en un pedido del Ejecutivo para concretar, ante situaciones excepcionales, permitir viajes colectivos, a lo que se opusieron argumentando que "no tenemos por qué hacer la tarea de otros servicios públicos".

Finalmente, Scarpa mencionó que se arribó a un acuerdo con las autoridades municipales aunque negó que con esto se destrabe el cese de actividades previsto para las próximas semanas. Según dijo, "la medida de fuerza es de los choferes no nuestra, por lo que no sabemos qué puede pasar" aunque confió que, de realizarse una sesión el miércoles próximo en la que se apruebe este plan, los conductores podrían tomarlo como un signo de voluntad y levantar la medida.

Comentá la nota