El Concejo aprobó la construcción de playas subterráneas con concesión por 25 años

Contraviniendo lo que señala el artículo 66 de la Carta Orgánica Municipal, el legislativo capitalino aprobó ayer la norma que posibilita la construcción de playas de estacionamiento hechas por terceros privados en espacios públicos y que se les otorgue una concesión por 25 años.
Uno de los más fuertes defensores de la iniciativa fue el concejal Eduardo Gomina, quien dijo que nadie iba a invertir si no se le aseguraba la recuperación del capital y ganancias a futuro.

Lo cierto es que la Carta Orgánica establece que las concesiones de servicios públicos "tendrán plazos máximos de duración, atendiendo a las características de cada tipo de servicio, no pudiendo exceder de cinco años", más allá de las opiniones del oficialismo.

Coincidentemente -por casualidad o no- la Legislatura porteña aprobó una medida similar, pero con con un plazo de 20 años. ¿Acaso un rebote de la sociedad política Rodríguez Saá - Macri?.

En San Luis, el caos vehicular es cada día más palpable y la única respuesta que ha tenido el municipio para tratar de solucionar el problema, es sacar a los inspectores a cobrar multas, que además de tener como objeto la recaudación, intenta hacer desistir a los infractores de estacionar en el centro, donde no se encuentra lugar ni en los sectores prohibidos. Pero, como se ve en la foto, las multas son selectivas y nunca atacan, por ejemplo, al lugar donde estacionan en evidente infracción los jueces y empleados del Poder Judicial. Y no es que no los vean.

Lo que se pretende, como plan "revolucionario", es prohibir el estacionamiento en las calles del centro de la ciudad, pero está a la vista de todos que las playas existentes son pocas y la mayoría no tiene las condiciones mínimas para brindar un buen servicio.

Entonces se recurrirá al estacionamiento en playas subterráneas que deberían construirse en lugares públicos, pero al no tener el dinero suficiente para realizarlas con fondos comunales acudirán a la inversión privada. El gobierno de Rodríguez Saá había prometido asistencia financiera para este tema, pero hasta ahora, como en el refrán, "el poncho no aparece". ¿Mi ciudad está cambiando...? como dice el slogan publicitario.

En la Ciudad Autónoma

La Legislatura habilitó ayer la posibilidad de que se construyan más de 30 playas estacionamiento subterráneas en la Ciudad. Las playas, que se presentan como una respuesta al crecimiento del parque automotor y a la desaparición de lugares de estacionamiento, deberán hacerse bajo el régimen de concesión de obra pública: la empresa que las construya quedará a cargo de su explotación durante 20 años, y luego la administración pasaría al Estado porteño.

Comentá la nota