El Concejo aceptaría la construcción del CEMA

El expediente sobre el centro médico de mediana complejidad llega al recinto con los votos necesarios para su aprobación, aunque tiene reparos por parte del Acuerdo Cívico y Social. La mayoría convalidaría el acuerdo con la Nación y la Provincia.

El Concejo Deliberante podría aprobar hoy la convalidación de un acuerdo entre la comuna, la Nación y la Provincia de Buenos Aires para construir un Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias en el predio de la vieja estación de cargas, ubicado en la zona de avenida Juan B. Justo y San Juan.

La iniciativa será tratada hoy en el recinto, a donde llegará con el despacho favorable de tres comisiones y el respaldo de los bloques de Acción Marplatense, el Frente para la Victoria, el Frente Nacional Popular Marplatense y el concejal peronista Ricardo Alonso.

De este modo, el expediente reuniría los votos necesarios para que sea aprobado de manera definitiva, a pesar de los reparos planteados por los miembros del interbloque del Acuerdo Cívico y Social.

El proyecto de construir el CEMA cobró forma en el mes de mayo, cuando el intendente Gustavo Pulti firmó un acuerdo político en vísperas de las elecciones con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández y el gobernador Daniel Scioli.

Allí se estableció, entre otras cosas, que la Nación aportaría 28 millones de pesos para construir el edificio y que la Provincia se ocuparía de equiparlo, con una inversión de unos 6 millones de pesos.

En este caso, el papel del municipio sería el de hacerse cargo de los costos de funcionamiento del nuevo centro médico, entre los que figuran los gastos de mantenimiento, personal e insumos.

Durante el debate en comisiones, los integrantes del Acuerdo Cívico y Social plantearon sus dudas respecto de las posibilidades que tendrá la Municipalidad de afrontar los gastos operativos del establecimiento. Además hubo quienes argumentaron sobre la necesidad de dedicar mayores inversiones a las salas de atención primaria y a los centros de salud antes de comprometerse a sostener un centro médico de mediana complejidad, como es el CEMA.

Hace dos semanas el proyecto fue tratado en una comisión conjunta durante la cual el oficialismo, con el apoyo de algunas otras bancadas, logró que fuera aprobado tal como había sido presentado por el intendente Gustavo Pulti.

Por lo tanto, el texto que se someterá hoy a votación simplemente indica que se convalidará el convenio entre la comuna, la Nación y la Provincia. De este modo, podría dar comienzo el proceso de licitación para iniciar la obra edilicia, con la intención de inaugurar el establecimiento en el año 2011.

Por su parte, el interbloque de Acuerdo Cívico y Social promovió un despacho en minoría que también llegará al recinto en el que si bien apoya la convalidación del convenio, pide que el municipio asegure que, durante los próximos dos años, sean invertidos 30 millones de pesos en mejorar las condiciones de las salas de salud y centros de atención primaria.

Este planteo fue interpretado como "un artilugio" por parte del oficialismo y los bloques aliados, quienes consideraron que el Acuerdo Cívico y Social sólo había buscado una manera de no votar a favor del proyecto sin que pueda reprochársele su negativa a aceptar la oferta de inversión para Mar del Plata hecha por la Nación y la Provincia.

Durante el debate en las comisiones el concejal de Acción Marplatense, Santiago Bonifatti, se encargó de puntualizar que la propuesta no podía prosperar ya que no estaba en claro de dónde serían obtenidos los fondos que se pretendían aplicar para la mejora del sistema de atención primaria y señaló que el gobierno ya lleva adelante un plan de refuerzo de inversión en el área de salud, financiado por la contribución adicional que pagan los vecinos.

Archivaron el pedido

de aumento del boleto

Tal como se preveía, la comisión de Transporte del Concejo Deliberante archivó definitivamente el pedido de aumento de 21,7% en la tarifa que elevaron oportunamente los empresarios del transporte público de pasajeros, que reclamaban una "compensación" para asumir el costo de instalar un nuevo sistema electrónico de venta de boletos: las tarjetas por aproximación.

La decisión de los concejales era esperada después que postergaron sin fecha el tratamiento del tema de las tarjetas por aproximación y que el intendente Gustavo Pulti dejara en claro que bajo ningún concepto iba a auspiciar un aumento del boleto durante los meses que quedan de 2009.

Ayer, la comisión coincidió en pedir una auditoría a las empresas para conocer el estado financiero real de las mismas, ya que ese es otro de los argumentos que frecuentemente exponen para pedir aumento de tarifa.

La Ametap, entidad que agrupa a los dueños de las líneas de colectivos, pidió esta vez no solamente el 21,7% de aumento en el precio del boleto sino también un año de plazo para instalar el nuevo sistema de tarjetas. El pedido fue debatido formalmente ayer en la comisión de Transporte y por unanimidad fue mandado al archivo, por lo que todo queda como está ahora: seguirán funcionando las actuales tarjetas magnéticas y el precio del boleto no sufrirá cambios.

Comentá la nota