Concejales de Unión Pro le marcan la cancha a Trindade.

Marcelo Criniti y Diego Ranieli volvieron a conformar el bloque que reúne a macristas y denarvaístas, disuelto hace más de un año. Buscan volver a constituirse como referentes válidos de ese espacio, ante los embates del ex zuccarista, que va 6to. en la nómina. Se pelean para quedarse con la fiscalización.
Los concejales Marcelo Criniti y Diego Ranieli, del macrismo y el denarvaísmo respectivamente, salieron fuerte a marcarle la cancha al candidato a concejal por Unión Pro Gustavo Trindade, con quien mantienen fuertes diferencias internas que obstaculizan el trabajo de campaña.

Ambos ediles salieron ayer a volver a conformar el bloque de Unión Pro, disuelto hace poco más de un año, con la intención de mostrarle a Trindade y a algunos referentes provinciales del partido que no va a ser sencillo destronarlos.

En ese sentido, días atrás el candidato a senador bonaerense Jorge D’Onofrio —cercano a Trindade— les pidió definiciones respecto a qué espacio integran, segundos después de relacionarlos con el intendente Humberto Zúccaro.

"Fuimos los últimos en romper el bloque cuando Mauricio Macri Francisco De Narváez se separaron (luego de las elecciones de 2007), y ante tantas peleas que hay dentro de este espacio, lo que queremos demostrar es que estamos unidos, haciendo un trabajo en conjunto, sin mezquindades. No trabajamos ni en contra ni a favor de Trindade, sino por proyecto que es más amplio", expuso Ranieli.

—¿Esto tiene que ver con las crítica de D’Onofrio?—, preguntó Pilar de Todos.

—El primero que tiene que definir para qué espacio trabaja es él. En la elección pasada iba como posible candidato a diputado provincial, y cuando le dijeron que no, pegó un portazo y se fue. Eso no es tener un proyecto a largo plazo, sino personal. Nos tiene muy sin cuidado lo que diga, no es una persona orgánica al partido, y ha hecho un desastre en varios distritos con esto de robarse las listas, él fue uno de los responsables—, acusó Criniti, en referencia a la nómina de unidad que encabezaba el macrista Gustavo González —y en la que Trindade estaba 3ro.—, que desapareció de la Junta Electoral.

—¿La robó D’Onofrio?—, preguntó Pilar de Todos.

—No él particularmente, pero tuvo mucho que ver con esto de las desapariciones de las listas, sobre todo en Pilar. De Narváez es una persona inteligente y se va a dar cuenta luego de la elección quién le sirve y quién no—, respondió Criniti.

Pero además de buscar reposicionarse luego del terremoto que se generó tras el armado de las listas, la pelea también se trasladó a la fiscalización, labor que los dos espacios, es decir el trindadismo, y el macrismo y el denarvaísmo juntos, se arrojan como propio.

"La fiscalización es nuestra, así que Trindade o quien sea tiene que hablar con nosotros. Vamos a tener el comando electoral a nuestro cargo, por lo que todo va a pasar por nosotros, vamos a ser los dueños del control, si el resto quiere participar que participe", se plantó Criniti.

"Vamos a acompañar la lista local (que encabeza Noemí Barrio) y la nacional, pero no la de provincia", diferenció Ranieli, públicamente enfrentado con D’Onofrio.

—¿Trabajarían con Trindade?—, preguntó la prensa

—Si él quiere sí, pero todavía no he visto que Trindade esté repartiendo boletas en la calle, como lo están haciendo los demás partidos. No lo vi ni a él, ni a Marcos Aguirre (8vo. Candidato y del riñón trindadista) ni a ninguno de sus secuaces"—, se quejó Ranieli.

Una de las hipótesis que llegó a mencionarse para que Trindade escale lugares y pueda acceder a una banca, es que algunos de sus seguidores que integran la lista y están delante de él renuncien en cadena.

Criniti y Ranieli rechazaron esa posibilidad, y hasta dudaron de que forme parte de la estrategia del folclorista y ex funcionario zuccarista.

"Sería una falta de respeto para la gente y para sus compañeros si Trindade les pide que renuncien para que él pueda asumir. Nosotros estamos en contra de las renuncias masivas, y de hecho lo hemos escuchado a Trindade hablar de apoyar un proyecto y no un cargo", expuso Criniti.

El trindadismo promete "el boletazo"

Como contrapartida al avance de los ediles macristas y denarvaístas, el espacio que lidera Trindade saldrá el próximo sábado a repartir la lista de candidatos, una movida a la que calificaron de "boletazo".

Según informaron desde la agrupación de Trindade, (que el miércoles recorrió comunas de la región junto a Felipe Solá), este sábado unas 300 mil boletas del partido "estarán disponibles en el mismo momento en más de 20 puntos de todo el distrito para asegurar el triunfo de la fórmula Francisco De Narváez - Felipe Solá y vencer el fraude de Kirchner y Zúccaro", denunciaron.

"El equipo de Unión PRO sabe que, al igual que las elecciones pasadas, el kirchnerismo prepara un gran fraude para doblegar la voluntad de la gente (pero) los candidatos de Francisco De Narváez están preparados y saben lo que deben hacer (…) para lograr se respete el voto de cada uno de los pilarenses", señalaron desde la oficina de prensa de Trindade.

"Desde el Comando Central de Campaña que conduzco y en consonancia con una acción nacional realizada por Unión PRO implementamos para este sábado una cuidadosa logística que nos permitirá que cada uno de los pilarenses tenga sí o sí por lo menos una boleta de la fórmula de Francisco De Narváez y Felipe Solá", enfatizó Trindade.

Esta mañana, a partir de las 10, el trindadismo ofrecerá una conferencia de prensa en la que "se hablará de proyectos y la campaña de reparto de boletas que se realizará el sábado en todo Pilar".

"Además, se darán detalles sobre el Comando de Fiscalización que se puso en marcha y las diversas capacitaciones que se vienen dando tanto a fiscales propios como a los voluntarios de Francisco", señalaron desde el entorno del folclorista, aunque siempre lejos de los otros referentes del espacio.

Comentá la nota